Las Provincias

La RACV da marcha atrás y rechaza en otra junta general la modificación de sus estatutos

Los estatutos de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV) se quedan como estaban. El pasado jueves, en la junta general ordinaria de noviembre, se alcanzó un consenso en la institución para cambiarlos. Se acordó disminuir el número de representantes políticos dentro de la entidad -de seis a tres-, ampliar el ámbito de la misma -pasando este de provincial a autonómico- y nombrar presidente de honor al jefe del Consell. Sin embargo, en la junta general extraordinaria de ayer todo se rechazó mediante una votación en la que participaron 18 académicos de 43. El resultado fue de nueve votos en contra, siete a favor y dos nulos.

El cambio de parecer se debió a que el decano Federico Martínez Roda incluyó modificaciones en la propuesta que no se habían tratado la semana pasada: que los políticos pudieran delegar su representación y evitar unas nuevas elecciones para certificar las variaciones estatutarias.