Las Provincias

Sombras de dos adultos junto a un menor. :: kazuend
Sombras de dos adultos junto a un menor. :: kazuend

Puig no se define sobre la custodia

  • El jefe del Consell se limita a defender la capacidad de Les Corts para legislar sin definirse sobre la ley anulada por el Constitucional

  • El presidente deja sin aclarar si respalda a Alcaraz o la posición tradicional del PSPV

El fantasma de la custodia compartida llama a las puertas del Palau de la Generalitat. Ximo Puig, presidente de la Comunitat, intentó echar balones fuera cuando fue preguntado por la sentencia del Tribunal Constitucional que invalida una ley que dividió a los dos partidos que hoy forman el Consell, PSPV y Compromís.

El Tribunal Constitucional tumbó el pasado lunes, bajo el precepto de invadir competencias estatales, la ley valenciana que establecía la custodia compartida como regla general en el caso de que no hubiera acuerdo entre los progenitores. Como el propio Puig explicó ayer tras reunirse con Javier Lambán, presidente de Aragón, el debate sobre la ley tiene dos partes diferenciadas. Una sobre el contenido concreto de la norma y otra sobre el derecho a legislar de los valencianos. Sobre este derecho a legislar parece que hay un consenso entre las diferentes fuerzas políticas. Actualmente la Constitución establece que, en ámbitos como el derecho civil, tan sólo las regiones con derecho foral compilado tienen competencia para legislar en el caso de que se trate de costumbres derivadas de los antiguos fueros que hayan subsistido. Esto deja a la Comunitat sin la posibilidad de decidir en cuestiones como la custodia compartida. Alcaraz manifestó el martes «la oposición» del Consell ante la sentencia del Constitucional y apostó por una reforma de la Carta Magna. Una posición que ratificó Puig ayer al subrayar siempre apoyará lo que digan los miembros del gobierno valenciano.

Sobre el contenido concreto de la norma es donde ya no está tan clara la unidad del Consell de PSPV y Compromís. Cuando la ley de custodia compartida se debatió en Les Corts en 2011 los dos partidos tuvieron posiciones enfrentadas. Los nacionalistas apoyaron la propuesta presentada por el PP al considerar la custodia compartida como la opción preferente. Una posición que defendió Mónica Oltra, actual vicepresidenta de la Generalitat. Por su parte, los socialistas se distanciaron por dos razones. Porque defendían que la norma invadía competencias estatales y porque aseguraban que generaría conflictos que sólo perjudicarían al menor.

Ayer Puig evitó decantarse por una postura u otra sobre el contenido de la ley anulada. El jefe del Consell aseguró que en este momento no había ninguna discusión y evitó posicionarse a favor de la postura que defendía su partido. Tampoco apoyó la posición que sostenía Compromís, quedando en tierra de nadie. Quién sí se mojo sobre el contenido de la norma el pasado lunes fue Fran Ferri, portavoz de Compromís en Les Corts. Ferri volvió a reafirmar la postura que defendía la coalición nacionalista en 2011. En este sentido, afirmó que continuarán defendiendo la necesidad de la aplicación de la custodia compartida como «la opción preferente» para los hijos de las parejas que no conviven «tanto por ser la mejor opción para los menores como por el avance en materia de igualdad que supone». Por su parte, el PSPV optó ayer guardó silencio.