Las Provincias

La juez rechaza el análisis del ordenador de Tauroni

  • La instructora resuelve que no es competente porque retrasaría la instrucción de las dos piezas de Cooperación a punto de concluir

valencia. El enfrentamiento que mantienen desde hace más de un año la juez de Instrucción 21 de Valencia y uno de los fiscales Anticorrupción vivió ayer un nuevo episodio. La instructora del caso Cooperación ha rechazado la petición del ministerio público de investigar el ordenador que Tauroni, el empresario condenado por el desvío de fondos, utilizó en prisión. El interno fue expedientado en su día por el acceso a internet desde el citado terminal. El recluso estaba autorizado al uso de este equipo para preparar su defensa.

La juez desestima la solicitud del fiscal tras resolver que no es competente y le emplaza a presentar una denuncia en un juzgado de Picassent. Precisa que los delitos deben investigarse en una misma causa sólo cuando resulte conveniente para el esclarecimiento de los hechos y cuando no suponga excesiva complejidad o dilación en la instrucción, lo que ocurriría en este supuesto que está a punto de terminar.

Además, recuerda la juez que existe una diferencia temporal relevante entre la comisión de los delitos que investiga en las dos piezas separadas del Caso Cooperación, relativas a hechos comprendidos entre 2009 y 2011, y los que ahora quiere incorporar el fiscal a estas diligencias.

La instructora adelanta que no entrará a analizar si es conveniente adoptar esa medida, que supone la intervención de las comunicaciones del preso. No obstante, recuerda en su auto que no podrán autorizarse medidas de investigación tecnológica que tengan por objeto prevenir o descubrir delitos o despejar sospechas «sin base objetiva». El fiscal solicitó en su día la investigación sin ningún informe oficial. La juez rechazó la petición, y el ministerio público la recurrió. Al cabo de unos días, se retiró el recurso y se presentó un informe de la prisión de Picassent, enviado a la fiscal jefa de Valencia, en el que se informaba del uso incorrecto del ordenador.