Las Provincias

El PP calcula que la subida de sueldos en el Consell costará 670.000 euros

  • El socialista Mata pide a los populares que «abandonen la demagogia» respecto a los salarios de los altos cargos del Ejecutivo

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Eva Ortiz, señaló ayer que un aumento retributivo de los altos cargos del Consell supondría «destinar un gasto mínimo de 1,2 millones de euros para sueldos en solo dos años», al tiempo que calificó de «escandaloso» que esta propuesta se lleve a cabo «utilizando como escudo a los grupos parlamentarios».

Ortiz apuntó en un comunicado que el gobierno autonómico intenta subirse el sueldo «»utilizando como escudo a los grupos parlamentarios para esconder sus vergüenzas y señalándolos a ellos como los inspiradores de la iniciativa, pretendiendo esquivar sus responsabilidades directas». La popular señaló que «la subida de sueldo de este Consell que propone la enmienda conjunta de PSPV y Ciudadanos asciende a un mínimo de 678.000 euros en total, 5.300 euros en cada nómina de los 102 altos cargos».

A estas cifras habría que añadir, según indicó «los nuevos cinco altos cargos que se crearon en agosto y que suponen un gasto anual de 284.159 euros», así como «los 170.000 euros del aumento del 1% para 2016».

«Es decir que al incremento que ya han ejecutado de 454.159 euros de más destinado para salarios de los altos cargos habría que sumar los 678.000 que ahora pretenden añadir para 2017. Este Consell habrá aumentado un gasto mínimo de 1,2 millones de euros para subirse los sueldos en solo dos años», criticó.

El portavoz del PSPV en Les Corts, Manolo Mata, invitó al PP a «abandonar la demagogia» en el debate de los sueldos de los altos cargos del Consell, al tiempo que ha indicado que los 'populares' forman parte del «partido de los sobresueldos, de los salarios en B y de las mordidas» por lo que «no está legitimado para hablar de sueldos públicos».

Mata se explicó que «se trata de dibujar el concepto de Administración pública que queremos». «Los socialistas apostamos por instituciones transparentes, honradas y con capacidad para contar con los mejores profesionales, mientras el PP prefería tener dirigentes que aceptaran recibir ingresos oscuros», señaló el síndic del PSPV.