Las Provincias

Vista panorámica del hemiciclo de Les Corts en una sesión plenaria. :: txema rodríguez
Vista panorámica del hemiciclo de Les Corts en una sesión plenaria. :: txema rodríguez

Nueva propuesta del PSPV para subir el sueldo a consellers y otros altos cargos

  • La iniciativa, apoyada por Ciudadanos y que Compromís no avala, pide que ninguno cobre menos que un subdirector general

Los grupos parlamentarios del PSPV y Compromís han presentado más de un centenar de enmiendas a los presupuestos de la Generalitat para 2017. Una de ellas, no obstante, no lleva la firma de los dos grupos parlamentarios con representación en el Consell. Se trata de un texto firmado por los socialistas en compañía de Ciudadanos en el que se propone una mejora de las retribuciones de los altos cargos de la Administración autonómica.

El texto proclama textualmente que las retribuciones en cómputo anual «de las personas que ocupen puestos de altos cargos del Consell de la Generalitat y de la Administración de la Generalitat no podrán en ningún caso ser inferiores a los que tenga derecho a percibir un funcionario de carrera de la Administración de la Generalitat del grupo A1 con complemento de destino 30, complemento específico E050 y complemento de carrera profesional correspondiente al Grado IV de desarrollo profesional». La descripción corresponde, según las fuentes consultadas por este diario, con la clasificación establecida para un subdirector general, un puesto que en 2017 percibirá un sueldo de 63.498,14 euros al año.

Es decir, la propuesta del PSPV y Ciudadanos es que ningún alto cargo del Gobierno valenciano -esta consideración la tienen, además del presidente, todos los miembros de su Consell, los secretarios autonómicos, los directores generales y los subsecretarios- ni de la Administración de la Generalitat (en aparente alusión al sector público) perciban un suelo inferior al de los subsecretarios. La tabla salarial para el próximo ejercicio en los presupuestos sitúa a la vicepresidenta y los consellers con una remuneración de 58.175,76 euros; a los secretarios autonómicos, con 58.162,44 euros; a los subsecretarios, con 57.652,22 euros; y a los directores generales con un sueldo de 55.945,12 euros anuales -el jefe del Consell percibirá 68.292,12 euros-. La mejora afectaría al centenar de cargos del Gobierno valenciano que ocupan estas responsabilidades, sin contar con los que ocupan responsabilidades equivalentes en el ámbito del sector público.

La enmienda del PSPV y Ciudadanos no lleva la firma de Compromís, después de que el portavoz de esta formación, Fran Ferri, trasladara a los socialistas sus dudas respecto a la oportunidad de plantear este debate. Fuentes socialistas recordaron ayer que la aplicación de la carrera profesional ha implicado una mejora en los sueldos de los funcionarios que puede conllevar casos como el de que un empleado público nombrado alto cargo «cobraría menos que si sólo fuera funcionario».

La propuesta de los socialistas incluye una propuesta calcada a la que ya presentaron el año pasado. Se trata de una iniciativa por la que se propone que los empleados públicos que sean nombrados altos cargos y que al ser nombrados mantuvieran una relación de servicios permanente con alguna administración pública o poder del Estado «no percibirá retribuciones inferiores a las que pudieran corresponderle de continuar en el puesto que desempeñaba con anterioridad». La iniciativa socialista, que afectaba a cargos como la consellera Gabriela Bravo o el secretario autonómico Miguel Soler, fue rechazada en Les Corts.