Las Provincias

La muerte une al PP tras meses de alta tensión interna

  • Rajoy, Cospedal y Catalá, entre otros, defendieron la presunción de inocencia mientras el 'nuevo PP' exigía más contundencia

La situación judicial vivida por Rita Barberá a lo largo del último año abrió una grieta en el seno del PP, que el fallecimiento de la exalcaldesa cerró ayer. La valoración respecto a cómo se debía actuar ante Taula, definió con meridiana claridad las diferencias entre lo que ha venido en llamarse «el nuevo y el viejo PP». El primero, con Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal al frente, y también con históricos como Celia Villalobos, defendieron la presunción de inocencia. El segundo, con los jóvenes vicesecretarios del partido -Javier Maroto, Pablo Casado, Fernando Martínez-Maillo y Andrea Levy, apoyados por barones como Cristina Cifuentes o Alfonso Alonso, partidarios de que el partido actuara con contundencia.

Mariano Rajoy Presidente del PP

«He hablado con ella y dice que es inocente»

Durante meses, Rajoy en sus apariciones públicas salió en defensa de la exregidora. «Se nos pide que en 24 horas, porque aparezca algo en la portada de un periódico, tomemos una decisión que en muchos casos puede ser injusta e irreversible», dijo el 24 de febrero. El líder popular apeló en reiteradas ocasiones a la presunción de inocencia al ser preguntado por la situación de la exalcaldesa. El 21 de junio mostró su «convicción moral» respecto a la honestidad del comportamiento de Barberá».

Dolores de CospedalSecretaria general del PP

«Hasta que muera de un infarto no van a parar»
Dolores de Cospedal era una de las personas más cercanas a Barberá. Su defensa de la exalcaldesa durante los últimos meses en los que el acoso hacia la dirigente valenciana se intensificó le llevó, el pasado mes de febrero, a hacer una afirmación casi profética. «Hasta que muera de un infarto no van a parar». En septiembre, tras darse de baja del partido, subrayó que Barberá tenía derecho a seguir en el Senado. Y unos meses antes también había apelado a la presunción de inocencia.

Rafael Catalá Ministro de Justicia

«Siempre he defendido la presunción de inocencia»

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, es de los que durante el último año ha mantenido el mismo criterio en relación con Barberá. «Siempre he defendido la presunción de inocencia», dijo en septiembre, cuando también señaló que la mera investigación del Supremo no obligaba a Barberá a dimitir.

Javier Maroto Vicesecretario del PP

«Mantener el escaño no es digno ni ejemplar»

OEl vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, ha sido estos meses uno de los dirigentes populares más duros con Barberá. El pasado mes de septiembre reprochó su falta de dignidad por mantener el escaño en el Senado tras darse de baja del PP y consideró que esa conducta no era «ejemplar». En marzo, Maroto expresó en público su alegría por el expediente a la exalcaldesa en relación con Taula.

Cristina Cifuentes Presidenta de Madrid

«Ojalá renuncie al acta de forma voluntaria»

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también cuestionó la decisión de Barberá de seguir como senadora tras dejar el PP. «Ojalá decida renuncia de forma voluntaria», dijo al ser preguntada. En marzo, la dirigente popular valoró una comparecencia de la exalcaldesa para hablar de Taula con un significativo «tiene que seguir dando explicaciones».

Alfonso Alonso Exministro

«Si no toma una decisión, la tendrá que tomar el PP»

El exministro de Sanidad Alfonso Alonso se mostró especialmente contundente a la hora de emplazar a Barberá a tomar decisiones el día que el Supremo hizo pública su decisión de investigarla. «Si Barberá no toma una decisión adecuada, tendrá que ser el partido el que la tome», dijo.