Las Provincias

Mónica Palmer: «La admiraba como persona, como valenciana y también como fallera»

Mónica Palmer fue fallera mayor de Valencia en 1992, lo que significa que fue la primera representante de las Fallas tras la llegada de Rita Barberá a la alcaldía de la ciudad. Ante la noticia se mostró «impactada y triste». Recordó que cuando fue Fallera Mayor compartió muchos momentos con ella durante un año y «recibí mucho cariño. La admiraba como mujer, como valenciana, como fallera y como persona. Allá donde íbamos siempre nos mostraba mucho respeto. Era muy carismática, una luchadora incansable para que Valencia fuera una de las grandes ciudades. Sólo tengo buenos recuerdos de ella y también mucho cariño. Este es un momento difícil de llevar».