Las Provincias

Rita Barberá fallece tras sufrir un infarto en un hotel de Madrid

Rita Barberá atendida tras sufrir un infarto en un hotel de Madrid
  • La senadora y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá fue atendida por sanitarios del SUMMA

La ex alcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá ha fallecido este miércoles, a los 68 años, tras sufrir un infarto en un hotel de Madrid.

Los servicios de emergencias recibieron un aviso a las 7.03 horas y se personaron en el hotel Villa Real, pero aunque le practicaron maniobras de reanimación durante media hora, sólo pudieron confirmar su fallecimiento.

El juez encargado de practicar el levantamiento del cadáver llegó poco después de las 9.30 horas al hotel madrileño donde fallecía la exalcaldesa de Valencia y una hora después ha abandonado el lugar. Posteriormente se trasladaba el cuerpo al Instituto Anatómico Forense.

Barberá no acudió este martes al Pleno del Senado, aunque había llamado a la Cámara para comunicar que no lo haría porque no se encontraba bien. Estaba en Madrid porque el lunes había declarado ante el Tribunal Supremo por su presunta relación con el 'caso Taula', y su intención era asistir a la Cámara Alta, donde además se iba a celebrar la primera sesión de control al nuevo Gobierno con la presencia de Mariano Rajoy.

Fuentes parlamentarias explicaron que la senadora tenía previsto asistir a la sesión plenaria. De hecho, había quedado para comer como hacía habitualmente con otros senadores valencianos, con los que compartía mesa en el restaurante del Senado y que ayer contaban también con ella.

Sin embargo, la exalcaldesa no se presentó a la cita y confirmó que no acudiría tampoco al Pleno. Las mismas fuentes aseguran que una hermana de Barberá se trasladó a Madrid para estar con ella, porque seguía encontrándose mal. Esta mañana, que sí tenía previsto asistir al Senado a un acto a las 9.15 horas, se ha confirmado su muerte en el hotel donde se alojaba estos días en la capital.

Miembro del grupo mixto

Rita Barberá formaba parte del Grupo Mixto del Senado desde el mes de septiembre, cuando decidió darse de baja del PP tras saberse que el Tribunal Supremo iba a investigar su presunta relación con el 'caso Taula', un supuesto caso de blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia.

El caso se había conocido a principios de año, pero la exalcaldesa permaneció en su partido pese a la presión de una parte del PP para que lo abandonara. Aun en las filas 'populares', acudió a la mayoría de las sesiones plenarias.

Una vez en el Mixto, Rita Barberá acudió a la reunión del grupo en la que se le indicaron sus nuevas funciones en el Senado y su nueva ubicación en el Salón de Plenos. Asistió a ese primer Pleno en el que estrenó escaño ya fuera del PP, pero no lo hizo al siguiente porque tenía un asunto judicial que atender, según comunicó.

La senadora reapareció el pasado jueves en la sesión solemne de apertura de las Cortes, el acto que se celebró en el Congreso con los Reyes y al que acudieron todos los diputados y senadores.