Las Provincias

Moliner logra que PSPV, Compromís y C's se abstengan en los presupuestos de la Diputación

El pleno de la Diputación de Castellón aprobó ayer unos presupuestos con un consenso sin precedentes. El gobierno popular encabezado por Javier Moliner logró, pese a contar con mayoría absoluta, la abstención del PSPV, Compromís y Ciudadanos. El único diputado que votó en contra fue el de Podemos (bajo la marca Castelló en Moviment). El ejecutivo provincial no necesitaba a los partidos de la oposición para aprobar los presupuestos, ya que cuenta con 14 de los 27 diputados de la Diputación, pero los populares optaron por una estrategia de negociación para lograr un consenso lo más amplio posible. Esto se tradujo en más de 20 reuniones con los diferentes grupos parlamentarios, que se han plasmado en la incorporación de diferentes propuestas en las cuentas de 2017 presentadas por el PP. Para el presidente Moliner, ayer en la Diputación se vivió un acuerdo «histórico» y «sin precedentes» que reflejan la voluntad negociadora y la capacidad de lograr consensos del ejecutivo provincial.