Las Provincias

Un ramo para recordar a Barberá en el pleno de Valencia

vídeo

/ EFE

  • El Consistorio suspende todos los actos y expresa sus condolencias por el fallecimiento de la exalcaldesa

El Ayuntamiento de Valencia ha expresado sus condolencias por la muerte de la senadora y exalcaldesa Rita Barberá esta mañana en un hotel de Madrid, y ha convocado un pleno extraordinario, donde un ramo en un escaño recordaba sus años en el hemiciclo municipal.

La corporación municipal ha suspendido los actos públicos previstos para hoy, según ha informado el Ayuntamiento.

En el pleno extraordinario se ha presentado una moción única para mostrar el respeto de la corporación hacia la exalcaldesa y se han trasladado las condolencias a su familia y al Senado, y se ha aprobado llevar a cabo tres días de duelo y dejar las banderas a media asta. En una convocatoria urgente y extraordinaria celebrada en el hemiciclo consistorial, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha leído la moción, en la que el Ayuntamiento en pleno ha lamentado el fallecimiento y ha defendido que Barberá "ha dejado su impronta" y "forma parte indiscutible de la historia" de la ciudad.

Presencias y ausencias destacadas

El hemiciclo estaba repleto de curiosos, trabajadores de la época de Barberá en el Consistorio, y periodistas, pero ha habido significativas y remarcables ausencias. La más llamativa de ellas ha sido Berto Jaramillo, concejal de Cooperación por València en Comú, que más allá de expresar su pésame a amigos y familiares de Barbera consideró, a nivel personal, que no debía participar en el acto, según fuentes del grupo municipal. Su decisión está en línea con la tomada por los diputados de Unidos Podemos en el minuto de silencio celebrado esta mañana en el Congreso de los Diputados.

También faltó la concejala de Patrimonio, María Oliver, también de València en Comú, en su caso porque la noticia le sorprendió en un tren camino a Madrid. Tampoco estuvo en el hemiciclo el portavoz de Cultura Festiva y portavoz de Compromís, Pere Fuset, que terminó anoche de madrugada tras la reprobación de la asamblea de presidentes falleros.

Los concejales del grupo municipal popular han sido, evidentemente, los más afectados. Se ha visto llorar a Cristóbal Grau durante el emotivo minuto de silencio celebrado en el hemiciclo e incluso Alfonso Novo, eregido como portavoz municipal para este pleno, ha dado muestras de dolor.