Las Provincias

Bonig reafirma su «absoluta confianza» en la Justicia

La presidenta del PP de la Comunitat, Isabel Bonig, manifestó su «total y absoluta» confianza en la Justicia en alusión a la comparecencia en el Tribunal Supremo de la exalcaldesa Rita Barberá. Además destacó el respeto a «lo que cada persona utilice para defender su inocencia». «Sobre ese tema el PP de la Comunitat se ha pronunciado por activa y por pasiva», contestó la presidenta del PPCV, quien defendió que su partido siempre ha respondido sobre este tema.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, evitó ayer comentar la declaración de Barberá, por un presunto delito de blanqueo de capitales alegando que ya no forma parte del partido. «No está ya en el Partido Popular y no tenemos nada que comentar al respecto», afirmó textualmente Casado en la rueda de prensa posterior al comité de dirección del PP.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, incidió en que espera que «lo más rápido posible se cierren los casos de corrupción adosados al PP» porque «eso continúa deteriorando la imagen de la Comunitat y cuesta mucho levantar la hipoteca reputacional». «Habría que asumir otro tipo de responsabilidades políticas que a día de hoy no se asumen», sentenció el presidente en una clara referencia a que Barberá tendría dimitir como senadora.

La portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia y primer teniente de alcalde, Sandra Gómez, aseguró que era «inevitable» que Rita Barberá «diera explicaciones ante la justicia» y calificó a la exalcaldesa de «juguete roto del PP» situada ahora «en la marginalidad política». Gómez pidió a Barbera que dimitiese como senadora y la señaló como responsable de que los populares de Valencia estén dirigidos por una gestora porque no se fían «de los concejales y asesores» de la etapa Barberá. Una situación que para la portavoz socialista debería hacer reflexionar a los populares.