Las Provincias

El alcalde de Bellreguard no sabía que un acto electoral había sido prohibido

  • Joan Marco ha declarado hoy como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Gandia por un supuesto delito de desobediencia

El alcalde de Bellreguard, Joan Marco, ha asegurado hoy que desconocía la anulación por parte de la Junta Electoral de Zona de un acto celebrado en mayo en esa localidad al que asistieron el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Marco ha declarado hoy como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Gandia por un supuesto delito de desobediencia por haber celebrado, el pasado 6 de mayo, el acto de inauguración de la exposición de Antoni Miró "Ovidi Montllor, l'ànima d'un país" y el ciclo de conferencias "Converses de Maig", según ha afirmado el alcalde.

Tras una denuncia del PP, la Junta Electoral de Zona requirió ese mismo día al Ayuntamiento, gobernado por el PSPV, para que suspendiera el acto por considerar que "atenta a los principios de objetividad y transparencia que deben presidir el proceso electoral".

Sin embargo, el acto se celebró y al día siguiente, la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, anunció que su partido pondría los hechos en conocimiento de la Junta Electoral y de la Fiscalía ante "la posible comisión de un delito electoral".

En su declaración hoy ante el juez, Marco ha asegurado que no tenía conocimiento de la suspensión de ese acto, y que de haberlo sabido lo habría suspendido "inmediatamente por respeto a la Junta Electoral de Zona y a las personalidades que ese día asistían".

Ha explicado que se enteró al día siguiente de la resolución de la Junta Electoral, y preguntó a este organismo si podía continuar con los actos programados dentro del ciclo "Converses de Maig", a lo que la Junta le respondió que su función "no era autorizar o suspender y que solo actuaba en caso de haber una denuncia".

El alcalde explicó a EFE en su momento que el fax con la resolución de la Junta Electoral llegó al Ayuntamiento a las 16.01 horas del 6 de mayo, cuando allí ya no quedaba prácticamente nadie.

Ha señalado que la Policía Local le remitió el documento a las 17.48 horas, cuando él se encontraba preparándose para el acto, que comenzaba una hora y media más tarde, y que no lo vio hasta la mañana siguiente.

Además, ha añadido que los concejales del PP también asistieron al acto y a la cena posterior, y nadie comentó nada de su anulación.