Las Provincias

Sanidad requiere a Ribera Salud información de su relación con la empresa B2B

Sanidad requiere a Ribera Salud información de su relación con la empresa B2B
  • La compañía ha sido señalada por facturar comisiones a laboratorios que vendían sus productos en hospitales públicos

La Conselleria de Sanidad ha hecho hoy un requerimiento a la UTE Ribera Salud para que le remita toda la información sobre su relación con la empresa b2b salud, como los contratos, la financiación o el plan financiero.

La Generalitat ha hecho este requerimiento a raíz de que el diario El Español haya publicado que Ribera Salud "desvía beneficios millonarios de hospitales públicos a espaldas de la Administración", con una empresa intermedia llamada b2b salud que facturó comisiones a laboratorios que vendían sus productos en hospitales públicos.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha señalado en los pasillos de Les Corts que esta noticia constata "la falta de control por parte del anterior Gobierno del PP, la opacidad" en el régimen de las concesiones sanitarias, y "la connivencia que había entre la anterior Administración del PP y las empresas".

Montón ha reivindicado que "esa etapa ya se terminó", y por ello han requerido a la UTE Ribera Salud "toda la información" que permita "clarificar esta situación", ya que la salud "no puede ser un negocio" y la apuesta del Consell es por la gestión directa de la sanidad valenciana.

La consellera ha indicado que espera "buena colaboración" de la UTE ante este requerimiento, o si no tendrán que "recurrir a otras vías".

A su juicio, el que esa información referida a etapas anteriores en la Conselleria no obre en poder de este departamento significa que ha habido "una desidia y una opacidad en la gestión de este modelo de concesión sanitaria".

En el requerimiento, Sanidad pide a Ribera Salud que en un plazo máximo de 15 días le remita el contrato suscrito con b2b salud y el volumen de operaciones que ha realizado a través de esa mercantil como central de compras, en los años 2014 y 2015, para la adquisición de productos.

Además, le requiere copia de las facturas emitidas por los proveedores por las compras realizadas por esa concesionaria a través de la central b2b, y de las recibidas por Ribera Salud sobre las comisiones por la gestión de la central de compras, así como la relación de trabajadores que figuran en la nómina de b2b y prestan servicio en la concesión.

Asimismo, pide que informe sobre si la gerencia de Ribera Salud, como responsable de la concesión, tiene conocimiento de posibles abonos o comisiones que perciba la mercantil b2b salud de los proveedores, como consecuencia de las compras realizadas por la UTE Ribera Salud.

Por su parte, Ribera Salud ha emitido un comunicado en el que niega la información publicada y explica que b2b salud, creada en 2009, no solo es la central de compras del grupo Ribera Salud, sino también de servicios compartidos, logística y consultoría.

Señala que el beneficio declarado en 2015 por b2b después de impuestos fue de 1.289.027 euros, un beneficio que responde "a las mejores condiciones en la negociación", y añade que "aún sumando este importe al beneficio de la concesión hospitalaria la cifra final está muy lejos del beneficio tasado en el 7,5 % de la TIR que marca la cláusula limitativa del contrato".

Ribera Salud precisa que la propia Conselleria de Sanidad puso en marcha hace unos años con la misma filosofía una central de compras, "que no ha alcanzado el éxito esperado por los plazos de pago insostenibles para la mayoría de proveedores sanitarios", por lo que le ofrece su plataforma b2b salud "para ayudarles a mejorar sus procesos en beneficio de los ciudadanos".

Asimismo, indica que b2b factura por los servicios contratados y, en el caso de los hospitales, recibe 18.000 euros anuales de cada uno, lo que en el último año supone un 0,075 % sobre el beneficio que le aporta b2b en la negociación de precios anualmente a cada hospital.

Finalmente, Ribera Salud afirma que en su grupo no hay "tolerancia ni compromiso hacia conductas que puedan suponer incumplimientos normativos, prácticas corruptas o cualquier otra forma de delincuencia", y señala que la Administración le puede solicitar cuanta información requiera en el ejercicio del control público de las concesiones.

El portavoz de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, ha afirmado que se demuestra que "ha habido unos pocos que han hecho negocio con la salud de todos" los valencianos, algo que ocurre cuando se va a modelos de gestión privada, en lugar de que cada euro que se invierte en sanidad vaya directamente a la salud de los ciudadanos.

Ferri ha recordado que varias concesionarias de la sanidad valenciana aún adeudan 260 millones de euros al erario público, y ha lamentado que a la vez Ribera Salud se estuviera beneficiando con comisiones a sus proveedores de productos farmacéuticos, mediante una empresa pantalla creada fuera de la UTE.