Las Provincias

Rosa Pérez, diputada provincial de Esquerra Unida. :: LP
Rosa Pérez, diputada provincial de Esquerra Unida. :: LP

Rosa Pérez (EU) lleva al pleno el precio de las entradas del Principal tras salir a la venta

  • La diputada delegada de Teatros confirma el error de la administración y reconoce que no entiende por qué están ya disponibles

Rosa Pérez, diputada delegada de teatros y miembro del gobierno de la Diputación de Valencia por Esquerra Unida, llevó ayer a la sesión plenaria de la administración provincial una proposición sobre el precio de unas entradas del Teatro Principal que ya estaban a la venta. El importe de las diferentes entradas que se tenía que certificar era de la obra teatral 'Pinoxxio'. Pero antes de la votación uno de los diputados de la bancada popular ya se había hecho con uno de los boletos.

El Teatro Principal es propiedad de la Diputación de Valencia pero está gestionado de forma compartida por la administración provincial y por la Generalitat bajo el programa 'CulturArts'. Con la justificación de la gestión compartida Pérez intentó desviar la acusación de Francisco Izquierdo, diputado provincial del PP, que le pidió explicaciones durante la sesión plenaria. Ante las acusaciones, la diputada provincial de Esquerra Unida se excusó del error por «la herencia recibida», al asegurar que su departamento está desbordado por la falta de personal recibida del anterior gobierno provincial popular. Pérez confirmó la disponibilidad de las entradas pero reconoció no saber por qué estaban a la venta.

Izquierdo también destacó que además de haber cometido esta irregularidad había habido otras cuestiones de forma reprobables. La proposición no había pasado por comisión informativa y había sido añadida a última hora al orden del día de la sesión. El diputado del PP señaló que los precios que estaban reflejados en la web donde la entrada fue adquirida y en la memoria económico-financiera no coincidían con los que se estaban presentando en el pleno. Además también subrayaron que les parecía extraño que en los diferentes descuentos que tenían que aprobarse no estaban incluidos colectivos como familias numerosas o discapacitados. Un punto que Pérez defendió que sí que estaba incluido en el expediente pero que no se había reflejado en la proposición.

La situación causó tanto revuelo en el pleno que hasta Mari Carmen Peris, representante de Ciudadanos, pidió a la presidencia que consultara si jurídicamente se estaba cometiendo alguna irregularidad o ilegalidad. El secretario presente en la sesión, encargado de resolver este tipo de cuestiones, incidió en que «los precios no existen hasta que los apruebe la corporación», ya que podría darse el caso de que la votación obtuviese más votos en contra que a favor. Ironizando, el secretario afirmó que dada la situación aprobaría los precios para evitar «el desastre» y señaló que después tendrían que buscarse responsabilidades.

Finalmente la proposición fue aprobada con 14 votos a favor del PSPV, Compromís, Esquerra Unida y València en Comú. Los dos representantes de Ciudadanos se abstuvieron y los 12 diputados populares votaron en contra. Una posición que el PP justificó debido a que no podían avalar las irregularidades de Pérez, que estaban respaldando sus socios de gobierno.