Las Provincias

Jorge Rodríguez tumba un gasto en asesoría jurídica para Divalterra de 600.000 euros

  • El presidente de la Diputación paraliza el contrato para actuar como acusación en Taula por su excesivo coste

La Diputación de Valencia decidió ayer paralizar el contrato de asesoría jurídica para Divalterra por seis años y un importe de casi 600.000 euros, para «estudiarlo con más detenimiento», según explicó el presidente de la corporación, Jorge Rodríguez.

Momentos antes de presidir el pleno de este mes y tras la reunión del consejo de administración de Divalterra (anteriormente denominada Imelsa, empresa pública dependiente de la institución provincial), Rodríguez explicó la marcha atrás respecto a los servicios jurídicos que la corporación iba a contratar con el fin, entre otras cosas, de actuar como acusación en todo el proceso relacionado con Taula, procedimiento en el que la Diputación de Valencia ha anunciado que se personará una vez se ha levantado el secreto de sumario.

«Se ha decidido dejarlo de contratar porque tenía una cantidad económica muy importante, estamos hablando prácticamente de 600.000 euros en un contrato de seis años y vamos a intentar estudiarlo con más detenimiento y si es necesario convocar otro consejo, lo convocamos pero sabiendo concretamente si merece la pena o no», señaló el presidente de la Diputación de Valencia, que no quiere dar pasos en falso en la gestión de la institución, a pesar de que esta contratación había recibido el visto bueno de los actuares gestores de Divalterra. Rodríguez aseguró que se paraliza la contratación porque son decisiones «en las que se tiene que tener el mayor consenso» porque, a su juicio, «al final estamos defendiendo de manera conjunta Divalterra» y con un contrato con esa cuantía, «a veces vale la pena parar un poco».