Las Provincias

Una testigo afirma que Salom le mostró dos veces billetes de 500 euros

Una testigo afirma que Luis Salom le mostró dos veces billetes de 500 euros
  • El gerente de Trasgos contradice a Grau y declara que se reunió tres veces con el vicealcalde para aprobar la campaña de 2011

valencia. Patricia Iserte es una de las testigos clave en la pieza del blanqueo de capitales del PP. La joven amplió ayer la declaración que en su día prestó ante la Guardia Civil. La testigo confirmó su relato, aunque tropezó con alguna contradicción. El más perjudicado por su testimonio fue el asesor Luis Salom cuya defensa precisamente había solicitado su comparecencia. Afirmó que el ahora investigado le mostró en dos ocasiones los billetes de 500 euros. Una vez en la calle, justo detrás del Ayuntamiento. La segunda, a continuación, en una cafetería y en presencia de otro testigo, Jesús Gordillo. Supuestamente Salom había recibido esa cantidad tras la donación a la cuenta opaca del Grupo Municipal del PP.

Iserte estudiaba en Washington cuando la alcaldesa acudió a impartir una conferencia. Coincidieron en la cena y la edil le propuso trabajar para ella. «Necesito gente como tú», le dijo. La asesora insistió en que fue presionada para que realizara la aportación de 1.000 euros y posteriormente le sería devuelta la cantidad. Ella se negó a participar porque entendió que aquello era blanqueo. Discutió con García Fuster por su rechazo a colaborar.

Iserte admitió que nunca había visto fajos de billetes en la sede del Grupo Municipal. Sólo que con la venta de lotería sí se manejaba bastante dinero, como ocurre en cualquier organización que realice esta actividad. Ella defendió que tras el verano de 2014 había decidido cambiar de trabajo. No supo explicar por qué dijo sentirse amenazada entonces con perder su puesto en caso de no entregar los 1.000 euros si era una cuestión ya resuelta por su parte.

Tras el incidente de la donación, reveló que llamó al vicealcalde Alfonso Grau, hoy imputado por un delito electoral en esta misma pieza, para «buscar una explicación». Él le respondió: «No me parece tan grave. Hagas lo que hagas vas a tener problemas», siempre según el testimonio de Iserte.

Los encuentros con Trasgos

El vicealcalde también se vio salpicado ayer por la comparecencia del responsable de Trasgos, la agencia de comunicación que gestionaba las campañas del Partido Popular de Valencia. Su gerente, Antonio Puig, compareció ante el instructor y, en contra de la versión de Grau, ratificó que negoció con el edil toda la campaña de 2011. Es más, precisó incluso las tres reuniones que mantuvo en el despacho oficial. La primera fue para exponerle un presupuesto de cerca de 400.000 euros que Grau rechazó de inmediato. La segunda cita consistió en ofrecerle otro plan de comunicación, aunque por una cantidad inferior a los 200.000 euros que, en esta ocasión, sí fue del agrado del responsable popular. La última cita fue una vez transcurridos los comicios. Puig acudió con todas las facturas que justificaban el desembolso. El gerente de la mercantil negó que se hubiera reunido con García Fuster para negociar estos contenidos.

El pago se realizó en dos fases. En un sobre con una cantidad en efectivo que recogió el gerente de Trasgos y, posteriormente, con tres cheques al portador. Todos cargados a la cuenta del Sabadell, aquella libreta sobre la que no existía fiscalización del Tribunal de Cuentas.