Las Provincias

Sandra Mínguez. :: LP
Sandra Mínguez. :: LP

El sector crítico de Podemos prepara una candidatura frente a Antonio Montiel

  • Sandra Mínguez apuesta por un proyecto para federalizar el partido y volver a conectar con las bases a través del debate y la asamblea ciudadana

Valencia. El sector crítico de Podemos en la Comunitat comienza a movilizarse. La diputada Sandra Mínguez, secretaria de organización de la formación hasta ser destituida el pasado verano, apuesta por una candidatura alternativa a Antonio Montiel, que compita con el actual líder de la formación en la próxima asamblea ciudadana.

El cónclave autonómico tendrá lugar después de la cita nacional, que está prevista en los primeros meses de 2017. Un encuentro que desde el sector crítico creen que ya se debería haber celebrado, como es el caso de las primarias que han tenido lugar la semana pasada en la comunidad de Madrid. A la cita regional valenciana es a la que el sector crítico planea presentarse con Mínguez como cabeza visible pero a la que previsiblemente se unirán otros diputados díscolos como Antonio Estañ. La diputada podemista en declaraciones a este periódico insiste en que ahora no es el momento de hablar de nombres sino de propuestas y ver «dónde es más útil Podemos en la Comunitat». Mínguez insiste en que coincide con la actual dirección en los temas básicos en un «99 %» pero que aún así existen diferentes visiones de ver actualmente al partido y a la denominada nueva política. Desde el ala crítica apuestan por una mayor federalización y autonomía de las direcciones regionales y por volver a conectar con las bases para crear un proyecto que nazca del debate.

La cúpula de la formación morada en la Comunitat siempre ha sido asociada con la vertiente más moderada del partido, que a nivel nacional representa Iñigo Errejón, número dos del partido, que ha apostado por la transversalidad política y por replantearse alianzas con partidos como Izquierda Unida. Esta familia política es la minoritaria en España pero en la Comuntiat es la dirigente. Los críticos en Podemos son asociados con los denominados 'pablistas', que protagoniza el propio Pablo Iglesias, líder de la formación, y que se decanta por postulados más a la izquierda.

La división interna se ha intentado llevar discretamente pero en diferentes ocasiones se ha escenificado claramente. En octubre se preparó un encuentro con Irene Montero, mano derecha de Iglesias, en el que participó Mínguez y al que evitó acudir Montiel. Como respuesta, el sector 'errejonista' preparó un encuentro con Errejón , que fue protagonizado por la cúpula del partido en la Comunitat. Pese a estas reticencias Mínguez defiende que la realidad valenciana es «completamente distinta» a la estatal y que no se puede trasladar el debate existente entre las dos familias ya que existen «claras diferencias».