Las Provincias

Sede de Carns de Morella. :: lp
Sede de Carns de Morella. :: lp

Condenan al Ayuntamiento de valencia por no facilitar al PP los datos sobre Carns de Morella

  • Un juzgado obliga al Consistorio a entregar documentos de la firma que presidió Ximo Puig y a la que el Consell intentó dar una ayuda directa

valencia. El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Castellón ha obligado al Ayuntamiento de Morella a entregar al grupo municipal del PP de la localidad castellonense la relación de socios de la empresa Carns de Morella SL, así como su porcentaje de participación y los diferentes movimientos que han existido de transmisión de participaciones sociales o suscripción de ampliaciones de capital.

La juez entiende que se vulneró el derecho a participar en los asuntos públicos del PP y subraya que entregar esta información no afecta «a la intimidad de las personas». Además, recuerda que Carns de Morella es una sociedad participada mayoritariamente por el Consistorio. El fallo se produce ocho meses después de que la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, anunciase el recurso judicial tras solicitar información «normal» sobre esa mercantil, como por ejemplo los estatutos, por lo que «si no hay nada que esconder» deben entregarla, ya que no se trata de «documentos reservados».

La polémica respecto a Carns de Morella estalló a raíz de una ayuda incorporada inicialmente a los presupuestos de la Generalitat para este año por valor de 140.000 euros. Una subvención nominal -directa- a favor de esta firma cárnica otorgada a través del presupuesto de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

La revelación de que Puig había sido el creador de la firma (el matadero municipal de Morella, localidad de la que él era alcalde) y la había presidido hasta mediados de 2015 no hizo más que acrecentar un debate que terminó en bronca política.

El propio jefe del Consell llegó a llamar «payaso» al diputado del PP Rubén Ibáñez que le preguntó sobre este asunto en una sesión plenaria del Parlamento, extraño comentario del, precisamente, se cumple un año pasado mañana. Finalmente, el Gobierno valenciano dio marcha atrás a la subvención, modificó el texto del proyecto de presupuestos y habilitó una nueva línea, de 360.000 euros, con ayudas por convenios a las que podrían tener acceso los mataderos de gestión pública o mixta y agrupaciones ganaderas.

La sentencia del juzgado castellonense que el PP dio a conocer ayer, y contra la que cabe recurso, también condena al Consistorio de Morella a asumir las costas causadas en la tramitación del procedimientos, con el límite máximo de 675 euros.

Los populares, que ayer, a través de su portavoz en el municipio morellano, criticó que al final «tengamos que ser todos los vecinos de Morella los que tengamos que pagar de nuestro bolsillo la condena del Ayuntamiento por ocultar y esconder a los ciudadanos su nefasta gestión al frente de la entidad y su negativa a dar al Grupo Popular información sobre la identificación de los socios privados de la empresa y las nóminas de la mercantil pese a ser una empresa pública».