Las Provincias

La FundaciónJaume II el Just investigada en Imelsa no había sido nunca fiscalizada

Vicente Burgos, exgerente de la Fundación Jaume II el Just, en la puerta de los juzgados. :: damián torres
Vicente Burgos, exgerente de la Fundación Jaume II el Just, en la puerta de los juzgados. :: damián torres
  • La Sindicatura de Comptes responde la petición del juez y aclara que sólo ha rendido cuentas este año

El juez de Instrucción 18 de Valencia requirió a la Intervención de la Generalitat y al Síndic de Comptes a finales del pasado mes de octubre para que informara acerca de si realizó algún informe o supervisó la Fundación Jaume II el Just. Se trata de una entidad pública que forma parte de la investigación abierta en el caso Imelsa por el cobro de comisiones en la adjudicación de contratos y de la que era gerente Vicente Burgos, exmarido de la exconcejal del Ayuntamiento de Valencia, María José Alcón, ambos imputados junto a Marcos Benavent por tejer una red de amaños.

La Sindicatura de Comptes dio respuesta el pasado 3 de noviembre a la petición del juez, registrada en la institucion con fecha del 25 de octubre. El órgano asegura al magistrado que hasta el presente ejercicio la Fundación Jaume II el Just «no ha sido fiscalizada por la Sindicatura, ya que este año -2016- ha sido el primero en que ha rendido cuentas a través de la Intervención de la Generalitat, que ha presentado la cuenta general el 29 de junio de 2016».

Además, el órgano encargado de fiscalizar las cuentas del Consell, de los organismos dependientes y de las corporaciones locales valencianas, indica, en relación a la fundación investigada en el caso Imelsa, que su patrimonio neto es negativo, siendo el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) su acreedor principal debido a un préstamo suscrito el 28 de julio de 2008, que se pagó con presupuesto de la Generalitat en favor de la fundación.

En el escrito se destaca que la Jaume II el Just presentó sus cuentas correspondientes al actual ejercicio en el plazo establecido, aunque en la fecha de aprobación del informe no se presentó la documentación correspondiente a la auditoría de la Intervención General. Esta circunstancia, detalla la Sindicatura, supone el incumplimiento de los artículos 120.3 y 121 de la Ley de Hacienda Pública, del Sector Público Instrumental y de Subvenciones (LHP).

El exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, que percibía un sueldo de la Fundación Jaume II el Just sin trabajar, declaró en septiembre ante el juez que cobraba comisiones ilegales por adjudicaciones de contratos. En esta estrategia, el exgerente de la fundación, Vicente Burgos, le decía que buscara empresas para adjudicarles contratos y luego cobrar de ellas una comisión. Benavent aseguró que Burgos se encargaba de los contratos, expedientes y parte administrativa y él de buscar las empresas y cobrarles las mordidas, una versión que el primero negó el mes pasado también en los juzgados.

A finales de septiembre, el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, anunció que el Consell liquidará la Fundación Jaume II el Just, encargada de la recuperación, potenciación y divulgación del patrimonio artístico e histórico valenciano. El motivo que dio fue su mala gestión por parte del Gobierno del PP que ha dejado una deuda de entre 12 y 16 millones de euros que ahora debe asumir la Generalitat.