Las Provincias

Isabel Bonig reta al Consell a destinar parte del gasto en asesores a dependencia

Isabel Bonig durante un pleno de Les Corts. :: efe/Kai Försterling
Isabel Bonig durante un pleno de Les Corts. :: efe/Kai Försterling
  • La presidenta del PPCV asegura que los 176.000 euros «permitirían atender a cien personas más» en la residencia de la tercera edad de Carlet

valencia. «Oltra sólo piensa en rescatar asesores y no en ofrecer soluciones a los dependientes». Así se expresó ayer la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, después de visitar la residencia mixta de la tercera edad de Carlet junto a la portavoz adjunta del partido en Les Corts María José Catalá. La líder popular denunció que el dinero que la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas destina, en los presupuestos de la Generalitat para 2017, a contratar cuatro nuevos asesores «permitiría atender a cien dependientes más» en el mencionado centro que saltó a la palestra en septiembre después de que se hiciera pública la fotografía de un anciano caído de su cama y que se saldó con la dimisión del director del geriátrico.

Isabel Bonig exigió a Mónica Oltra que renuncie a incrementar su número de asesores y destine los 176.276 euros previstos para ello a reforzar la plantilla de la residencia pública de Carlet, y avanzó que su grupo parlamentario va a presentar una enmienda a los presupuestos de las Generalitat en este sentido.

La portavoz popular señaló que el departamento que dirige la vicepresidenta del Ejecutivo valenciano es el que más crece en los presupuestos de 2017 en la consignación destinada a personal de confianza, pasando de 791.224 euros a 1.027.591 euros, para cubrir el sueldo de 11 altos cargos y nueve asesores.

«Los cuatro asesores más que quiere tener Oltra suponen 176.276 euros más al año. Con ese dinero se podría ampliar la plantilla de la residencia de Carlet, incorporando en concreto auxiliares de clínica, ayudantes de residencia y celadores, lo que permitiría abrir las tres plantas que permanecen cerradas y cubrir las 40 plazas que tienen vacantes, de modo que la residencia podría atender a un centenar de personas dependientes más», explicó.

Bonig recordó que la lista de solicitantes de atención residencial en la Comunitat asciende a 2.000 inscritos, que esperan una media de dos años, «pero Mónica Oltra sólo piensa en rescatar asesores y no en ofrecer soluciones a los dependientes».

La dirigente del PPCV considera que la fotografía publicada en los medios de comunicación denunciando un caso «dramático y lamentable» ocurrido en esta residencia «es la imagen que resume el fracaso» de la consellera de Igualdad, «porque sabía lo que estaba ocurriendo y no actuó hasta que vio la fotografía en los medios».

En estos momentos, la vicepresidenta del Consell cuenta con un total de ocho asesores, como refleja el portal de Transparencia de la Generalitat, el doble que el resto de miembros del Ejecutivo, aunque por detrás del presidente Ximo Puig, que dispone de dieciséis.

El equipo de Oltra está formado por un director de gabinete, dos asesores del gabinete de Vicepresidencia, un asesor de prensa, un asesor de asuntos parlamentarios, otros dos para asuntos generales y un asesor como portavoz del Gobierno autonómico.