Las Provincias

El cementerio de Valencia. :: j. signes
El cementerio de Valencia. :: j. signes

Hacienda presupuesta 4,4 millones para exhumar fosas de la Guerra Civil

  • Justicia presenta la Ley de Memoria Democrática que será incluida en asignaturas de la ESO y Bachillerato

valencia. El pleno del Consell aprobó ayer el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunitat Valenciana, una de las grandes iniciativas impulsadas por el nuevo Gobierno. La iniciativa, que afecta a varias consellerias, contempla la ayuda económica para instituciones y familiares para proceder a la exhumación de las fosas de la Guerra Civil. De hecho, la Generalitat ha consignado 4,4 millones de euros para la exhumación de las 300 fosas comunes que existen en la Comunitat Valenciana.

La consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, fue la encargada de detallar el proyecto. El texto legal recogerá la ayuda «a todas las familias que lo soliciten a la exhumación e identificación de sus familiares enterrados en fosas comunes».

Lo primero será diseñar el mapa de fosas. La propia ley establece en su memoria económica una primera fase de verificación y delimitación de los espacios, que cuenta con una estimación de 3.000 euros por cada fosa. En segundo lugar se contempla la exhumación de los restos de las víctimas, para que lo se ha considera una cantidad de unos 15.000 euros por cada persona. A esto habría que añadir posteriormente el gasto de identificación de los restos humanos.

La propuesta pretende otorgar el reconocimiento social, el restablecimiento de la dignidad y el honor y la reparación moral de los daños causados a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. Ahora, deberá someterse al dictamen del Consell Juridic Consultiu.

El objetivo es promover los valores democráticos mediante el recuerdo y el homenaje a quienes padecieron las consecuencias del conflicto bélico y de la dictadura franquista. De esta forma, el texto se articula sobre varios derechos. Se creará un censo de víctimas en la Comunitat. Se propondrán también la reclamación de los fondos documentales estatales de aquella época, relacionados con la Comunitat Valenciana y que se impulsen medidas para la restitución del patrimonio documental incautado por las fuerzas franquistas.

Además, la Memoria Democrática será incluida en el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), del Bachillerato y de la Educación Permanente de personas adultas, así como en los planes de formación del profesorado y en los estudios universitarios que proceda. Bravo optó por no concretar de qué forma se insertará esto en los planes de estudio. La responsabilidad recaerá sobre la Conselleria de Educación.