Las Provincias

Enrique Ortiz, absuelto de la causa por delito fiscal

  • El TSJ exculpa al empresario alicantino y a otras cuatro personas y no aprecia fraude en el cómputo tributario del alquiler de unos terrenos

alicante. El Juzgado de lo Penal 1 de Alicante ha absuelto a los empresarios Enrique Ortiz y Rafael Galea y a otros tres acusados del delito fiscal por el que fueron juzgados entre junio y julio pasados, según la sentencia hecha pública hoy por el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV). La magistrada Teresa Belmonte no ha apreciado «dolo» en el cómputo tributario del alquiler de unos terrenos en 2005, que, según Hacienda, constituía un fraude de unos 6 millones de euros, sino meramente una «cuestión compleja, discutida y discutible» a partir de la interpretación de la normativa. Ésta es la segunda absolución por una causa penal de Enrique Ortiz, ya que fue absuelto con anterioridad por un presunto delito de tenencia ilícita de armas.

En la actualidad, el empresario está imputado o ya procesado en dos investigaciones por corrupción derivadas del 'caso Brugal' y otra por la supuesta financiación ilegal del PP por la 'red Gürtel'. De acuerdo con la sentencia, la juez no considera acreditado que los acusados se confabularan para defraudar a la Agencia Estatal Tributaria (AET) y falsificaran a tal efecto los contratos de arrendamiento.

Además, la inspección de Hacienda no apreció en sus actas ni diligencias «ocultación en la contabilidad o en las declaraciones practicadas», sino que dio su conformidad a las liquidaciones del Impuesto sobre Sociedades presentadas por la propietaria del suelo. Esta firma, de la que es administrador único Rafael Galea, alquiló a una mercantil de Ortiz y a otra constructora, Construcciones Villarejos SA, once fincas ubicadas en una zona de expansión urbanística de la Playa de San Juan en octubre de 2005. Ambas partes pactaron un precio de 7,5 millones de euros más IVA para cinco años, aunque posteriormente, en abril de 2006, la arrendadora las vendió a otra sociedad de Enrique Ortiz, Viviendas del Mediterráneo Orvi SA, por casi 43 millones, IVA incluido.