Las Provincias

Puig propone una ley de financiación local que garantice servicios básicos

  • El presidente ha asegurado que el Consell «ya lidera la segunda descentralización»

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto hoy una ley de financiación local, que cuente con la participación de todos, y que permita garantizar "a medio y largo plazo" la financiación de los servicios púbicos fundamentales que prestan las entidades locales.

Puig ha respondido en el pleno de Les Corts a una pregunta sobre los Presupuestos de la Generalitat de 2017 de la portavoz del PP, Isabel Bonig, quien ha ofrecido al president una proposición de ley ya redactada sobre "financiación justa de los ayuntamientos" y le ha pedido que lidere él "la segunda descentralización".

"Vengo en son de paz y a ayudarle", ha afirmado Bonig, quien ha dicho que no iba a pedir a Puig que rompiera su pacto de Gobierno con Compromís y Podemos, sino que lidere la ley que le ha ofrecido, pues quería que el protagonismo en esta cuestión la tuviera el president.

Bonig ha afirmado que la Comunitat necesita un nuevo modelo de financiación pero los ayuntamientos también y ha reprochado al Consell que reclame dinero al Estado porque no puede cumplir los servicios básicos, mientras delega competencias a los ayuntamientos sin transferirles los recursos necesarios.

Ha subrayado que tanto ella como Puig han sido alcaldes y saben lo que es la gestión local, y ha criticado que el fondo de cooperación local esté dotado únicamente con 40 millones, mientras se delega en los ayuntamientos asuntos como la dependencia, Xarxa Llibres o las ayudas a la pobreza energética.

Puig ha asegurado que el Consell "ya lidera la segunda descentralización" y ha dicho compartir la idea de dotar a todos los valencianos de los mismos servicios, pero ha reprochado al PP que exija ya una financiación para los ayuntamientos valencianos "que no se ha dado nunca".

Ha defendido que por primera vez habrá un fondo de cooperación local, que arranca con 40 millones, y ha destacado que todas las Consellerias han aumentado las partidas destinadas a los ayuntamientos en los Presupuestos de 2017, aunque ha reconocido que se debe ir "más allá".

Puig ha pedido "compromiso y lealtad" al PP valenciano para reformar el sistema de financiación autonómica, asunto sobre el que, según ha dicho, "ahora tiene la palabra el Gobierno, que debe ejecutar lo decidido en Les Corts y en el Congreso".

Por otra parte, Puig ha afirmado, en respuesta a una pregunta del portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, que la ejecución del presupuesto actual alcanza en noviembre el 90,4 %, y el 80 % en materia de inversiones, y ha insistido en que el Consell no retirará la previsión de ingresos extraordinarios por 1.325 millones de euros en el presupuesto del próximo año.

Marí había preguntado por cómo han mejorado la vida de los valencianos los presupuestos de este año y ha reprochado a Puig que la ejecución presupuestaria en partidas como ayudas al sector juguetero o del mueble, al comercio, o promoción de la igualdad de género se encuentran por debajo del 5 %.

"Nosotros a ese presupuesto le llamamos incumplimiento de promesas o incapacidad manifiesta para gestionar. Lamento que se creen falsas expectativas porque produce frustración, y en los presupuestos del próximo año incurren en los mismos errores", ha agregado Marí.

Según ha defendido Puig, la ejecución presupuestaria se encuentra por encima de la media de las comunidades autónomas "pese a ser la segunda región con menos funcionarios por habitante".

Respecto a los 1.325 millones de euros ha sido tajante: "son de los valencianos, se los merecen, olvídese, no los vamos a quitar del presupuesto".

Además, el president ha considerado que las cuentas autonómicas de este año han mejorado la vida a "quienes no pagan medicinas, los dependientes que cobran, los que han recuperado la tarjeta sanitaria, los niños con beca escolar, los que han cobrado las ayudas a la vivienda, a quienes no se corta la luz o el agua", entre otros colectivos.