Las Provincias

Ximo Puig, en «estado de shock» tras la victoria de Trump

  • «Tenía un mal pálpito y desgraciadamente se ha constatado», ha asegurado el presidente de la Generalitat

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado que está en estado de 'shock' tras la victoria en las elecciones de Estados Unidos (EEUU) del magnate Donald Trump, y ha mostrado su deseo de que éste "recapacite" y "no haga nada de lo que ha dicho que iba a hacer".

Puig se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras asistir a la presentación de la Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia en la Comunitat, al ser preguntado por la victoria de Trump.

"Lo único que pienso es que recapacite y no haga nada de lo que ha dicho que iba a hacer", le ha reclamado Puig, quien ha asegurado estar en estado de 'shock': "A las 4.45 horas tenía miedo de mirar el móvil porque tenía un mal pálpito y desgraciadamente ese mal pálpito finalmente se ha constatado".

Puig, tras matizar que hay que defender "siempre" las libertades, ha afirmado que la victoria de Trump "no ha sido un buena noticia". "Para nada", ha apostillado.

El 'president' ha explicado que democráticamente los ciudadanos de EEUU han decidido, pero ha puntualizado que "desde luego" él no está de acuerdo con esta decisión. "Es un mal día --ha agregado--, sobretodo por las declaraciones de odio, machistas, y todo lo que ha acompañado a Trump en este recorrido" de la campaña electoral.

La "única esperanza" que tiene, ha aseverado, es que una vez que Trump sea presidente electo, "vaya cambiando y vaya sabiendo diluir su responsabilidad de una manera adecuada, porque tiene una responsabilidad muy grande y un responsable político tiene que gobernar para todos. Lo que no puede es provocar una situación difícil para el conjunto de la humanidad", ha incidido.

Puig ha afirmado que existen también razones de carácter económico "muy preocupantes" para los valencianos tras la victoria de Trump: "La Comunitat es una comunidad exportadora que necesita que haya unas reglas de comercio determinadas, y en ese aspecto creo que se abren muchas incertidumbres".

El 'president' espera que estas incertidumbres se despejen y que "lo que ha sido la fiebre electoral, baje y se actúe en consecuencia, y no continúe con esa escalada muy negativa", le ha reclamado.