Las Provincias

Mónica Oltra junto al cantante Ismael Serrano. :: EFE
Mónica Oltra junto al cantante Ismael Serrano. :: EFE

Oltra cree que los partidos 'del cambio' terminarán entendiéndose para gobernar

  • La vicepresidenta del Consell apuesta por la reforma del modelo de financiación para empezar a solucionar el conflicto en Cataluña

Valencia/Madrid. Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, cree que «parece inevitable» que las fuerzas políticas 'del cambio' terminen entendiéndose para lograr un gobierno que consiga desalojar al PP de la Moncloa.

Oltra realizó estas declaraciones ayer durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, en donde fue presentada por el cantautor Ismael Serrano. Además contó con la presencia de Ximo Puig, presidente de la Generalitat, varios consellers, diputados en el Congreso, representantes empresariales y los secretarios generales de los dos principales sindicatos, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Josep María Àlvarez (UGT).

La vicepresidenta apostó por una unión con diferentes partidos para formar un gobierno porque si no «pasan las cosas que pasan y acaba gobernando quien no debería gobernar». Como ejemplo de entendimiento propuso exportar el 'Acord del Botànic' y fórmulas políticas como el mestizaje existente en el Consell. Durante su intervención, la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, puso el foco en el «desconocimiento» que se tiene de lo que ocurre en la Comunitat desde Madrid, así como de los problemas que afectan a los valencianos. Una parte importante de su discurso se centró en recordar los casos de corrupción de los gobiernos del PP y llegó a calificar de «pequeño milagro» la victoria del tripartito en las elecciones autonómicas de 2015, que permitió iniciar una nueva etapa de diálogo y de consenso que ha permitido cambios que «han mejorado mucho la vida de muchas personas», además de ampliar derechos.

Oltra aseguró que no ve a Cataluña fuera de España pero pidió al gobierno «altura de miras» y «capacidad democrática» para poder solucionar el conflicto territorial y defendió que ha faltado diálogo en los últimos tiempos. Para ello propuso partir de la revisión del modelo de financiación autonómico para que todos los territorios se sientan cómodos. Una reforma que incidió que tiene que llegar también a la Comunitat, una reivindicación clásica del actual Consell. Preguntada por si considera que España es una «nación de naciones» Oltra aseguró que se le puede denominar así ya que cree que es «un territorio donde se comparten distintas sensibilidades nacionales».

El Corredor Mediterráneo también fue otra de las demandas que Oltra pidió al nuevo gobierno del PP. La vicepresidenta subrayó que tanto para el Consell como para los empresarios valencianos la infraestructura es «una prioridad» y apuntó que debería ser también una conexión prioritaria también para el Estado. «La financiación valenciana y los valencianos no somos una prioridad para Rajoy y el Corredor tampoco forma parte de una prioridad», lamentó Oltra, para después ironizar: «No sé qué les hemos hecho, si somos buena gente.

Pedralba

Al finalizar su discurso, la vicepresidenta de la Generalitat recibió una pregunta como poco inesperada. La portavoz del PP en la diputación de Valencia, Mari Carmen Contelles, y el alcalde de Pedralba, Roberto Serigó, pidieron explicaciones a Oltra sobre la paralización de la variante sur a través de Francisco Calduch, presidente de la comisión pro-variante sur. El proyecto busca mejorar la seguridad de la carretera CV-377 eliminando el tránsito de vehículos pesados a través de Pedralba. Desde el PP se recalca que la Variante Sur, se encuentra en estos momentos en un limbo administrativo después de cumplir todos los trámites y procedimientos legales y ser adjudicada por parte de la Diputación de Valencia. Una situación que fue admitida por Oltra, que aseguró que están en vías de solucionarlo y aseguró que no se ha gestionado bien el problema que implica a la Diputación y la Generalitat.