Las Provincias

El PP valenciano celebrará congreso ordinario en abril

Isabel Bonig, entre Vicente Betoret y Eva Ortiz, en un acto del PP valenciano. :: efe/kai Försterling
Isabel Bonig, entre Vicente Betoret y Eva Ortiz, en un acto del PP valenciano. :: efe/kai Försterling
  • La dirección que encabeza Bonig admite también que ha cambiado la coyuntura que en febrero llevó a pedir uno extraordinario

  • El calendario de Génova para el nacional impide adelantarlo

El próximo lunes, 14 de noviembre, los miembros de la Junta Directiva Nacional del PP están convocados a las 11 de la mañana a una reunión en la calle Génova. En el orden del día, además de una valoración global de la situación política y del reconocimiento del Ejecutivo conformado por Mariano Rajoy, la más que probable convocatoria del congreso nacional del PP. ¿La fecha? El vicesecretario de Organización de los populares, Fernando Martínez-Maillo, señaló el lunes que para el mes de febrero.

La celeridad con la que se convoca congreso nacional descarta cualquier opción de que el PP valenciano pudiera celebrar un congreso extraordinario -antes de que tuviera lugar el nacional-, tal y como la dirección de los populares que encabeza Isabel Bonig llegó a solicitar formalmente a la calle Génova. De hecho, el cónclave valenciano será casi con toda probabilidad a lo largo del mes de abril -los estatutos dejan un mínimo de 40 días entre la convocatoria del congreso nacional y la celebración de los regionales-, según trasladaron a este diario fuentes de esa formación.

¿Y qué ha pasado con la celeridad con la que el PPCV quería solventar su proceso congresual? La necesidad de introducir cambios significativos y visibles en la organización valenciano ha provocado que la cúpula que dirige Bonig haya procurado mantener un ritmo elevado de decisiones. Los populares se trasladarán a lo largo del mes de diciembre a su nueva sede en el Edificio América, han dado un nuevo impulso a la acción política del partido en la ciudad de Valencia y mantienen una oposición férrea sobre el Consell de Puig y Oltra.

Con todo, a nadie se le escapa que la clave que marca cierto cambio de perspectiva política en el seno del PPCV tiene que ver con los resultados de las últimas elecciones generales y su eventual traslación a unos comicios autonómicos. La remontada que anticipa el partido que lidera Bonig ha borrado la urgencia con la que la cúpula valenciana quería abordar asuntos como el cambio de nombre del partido o la incorporación de mecanismos de mayor participación como el de 'un afiliado, un voto'.

De hecho, las fuentes consultadas por este diario remarcaron ayer que la celebración del congreso nacional de febrero por delante del cónclave valenciano será determinante para decidir si se incorporan novedades en los procesos de elección de cargos, como las primarias.

Respecto al cambio de nombre del partido -y al mayor margen que se pretendía obtener respecto de la dirección nacional a la hora de adoptar decisiones-, las fuentes consultadas por este diario remarcaron que la idea del «nuevo PP valenciano» que viene impulsando desde su llegada Isabel Bonig ha contribuido a extender entre la militancia la percepción de que esa nueva imagen que se pretendía ofrecer a la ciudadanía ya está calando. Los resultados de las elecciones generales, añaden, constatan ese cambio de actitud.