Las Provincias

El presidente de la FVMP reclama competencias locales en empleo

Vicent Soler, conseller de Hacienda, junto a Ruben Alfaro, presidente de la FVMP. :: jesús signes
Vicent Soler, conseller de Hacienda, junto a Ruben Alfaro, presidente de la FVMP. :: jesús signes
  • El también alcalde de Elda, el socialista Rubén Alfaro, apuesta por una mayor colaboración entre las diferentes administraciones

Valencia. El presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) y alcalde de Elda, Rubén Alfaro, apostó ayer por ceder a los Ayuntamientos un mayor número de competencias en materia de empleo, ya que considera que son los que mejor conocen la realidad local.

Alfaro realizó estas declaraciones durante su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, en el que también participó el conseller de Hacienda Vicent Soler. El alcalde de Elda subrayó en el acto que pese a que en los últimos años el Gobierno Central ha recopilado mucha información sobre como gastan el dinero los consistorios sigue sin saber sus necesidades. Para Alfaro tener competencias en materia de empleo daría a los Ayuntamientos la capacidad de impulsar la economía local. Aunque matizó que siempre sería en coordinación con la Generalitat.

El presidente de la FVMP apostó por una mayor colaboración entre la administración central, autonómica, provincial y local con el objetivo de «sumar esfuerzos» y conseguir ser más eficaces para mejorar la vida de los ciudadanos. Por ello incidió en dejar de competir unos con otros para conseguir una modernización de las administraciones que vaya más allá de la mejora tecnológica y una mayor transparencia. También abogó por abrir «cauces de diálogo» entre las diferentes instituciones, para defender la posibilidad de que en los ayuntamientos haya un órgano de coordinación que pueda coordinar los recursos mancomunados. En su intervención apostó también por redefinir el papel de las instituciones para poder ser «más ágiles, dinamizadores y propiciar sinergias».

El alcalde de Elda aprovechó la ocasión para pedir la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012, que a su juicio «actúa como estrangulamiento de la administración local» ya que «da prioridad al pago de la deuda frente a cualquier gasto social o inversión e impide a los ayuntamientos disponer del superávit generado». Alfaro recordó que la deuda de los Ayuntamientos sólo representa el 3,2% del PIB nacional, mientras que la de las comunidades autónomas es del 24,3% y la del Estado central del 74%. Además defendió que la administración local ha velado por el equilibrio presupuestario y han logrado reducir la deuda un 8% entre marzo de 2015 y marzo de 2016.

El presidente de la FVMP también anunció que se lanzará una campaña bajo el lema 'Con menos hacemos más, necesitamos multiplicar' para reclamar un cambio legitimo en la actual financiación de los consistorios. Alfaro apostó por un nuevo modelo que revise algunos impuestos para ajustarse a la realidad de los Ayuntamientos y una mayor participación en los tributos que corresponden al Estado para ver cómo se puede conseguir un reparto más equitativo.