Las Provincias

El 'orgull' del Consell deja dudas

vídeo

Puig y Oltra, junto a la pantalla del vídeo el día de su presentación en el Palau. :: efe/m. b.

  • El PP quiere que Puig explique por qué se cifró el coste en 34.000 euros si sólo se pagaron 17.000 y el presidente ve «ridícula» la polémica

  • El vídeo para lavar la imagen de la Comunitat provoca una nueva bronca política

El vídeo que el Gobierno valenciano presentó el pasado mes de mayo -a poco más de mes y medio para las elecciones generales- con la excusa de lavar la imagen de la Comunitat Valenciana no sólo cosechó un sonoro bofetón cuando la Junta Electoral obligó a su retirada. Los 34.000 euros que entonces se anunciaron como coste de 'Orgull de ser valencians' llevan camino de convertirse en un nuevo dolor de cabeza para el Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra. El coste definitivo de aquella producción -17.000 euros según anunció posteriormente el Ejecutivo valenciano-, así como los interrogantes abiertos sobre la adjudicación de su producción han llevado al PP valenciano a solicitar, ayer mismo, la comparecencia urgente del presidente de la Generalitat ante el pleno para explicar «los interrogantes que existen alrededor de la contratación del video 'Orgull de ser valencians'.

¿Y cuáles son los interrogantes? El PP valenciano quiere una explicación formal del motivo por el que en el acto de presentación formal del vídeo -en el Patio Gótico del Palau de la Generalitat y con presencia del pleno del Gobierno valenciano- se anunció un coste que era exactamente el doble del que posteriormente se ha acabado reconociendo. El Consell sostiene que el motivo de esa diferencia consiste en que el vídeo constituía la primera fase de una actuación que, como consecuencia de la decisión de la Junta Electoral de ordenar su retirada, tuvo que quedarse sin continuación. Pero el PP no ve claro que en su día nadie explicara este matiz y se anunciara directamente que había costado 34.000 euros.

El coste forma parte de esos interrogantes. Pero hay más. Los populares tienen dudas sobre el proceso de adjudicación. El coordinador general del grupo popular en Les Corts, José Císcar, se preguntó «por qué Presidencia pidió tres presupuestos, dos a empresas catalanas y uno a una empresa canaria, y no se pidió a ninguna empresa valenciana. Y cómo es posible que una empresa pueda ser beneficiaria de una contratación o subcontratación el mismo día de su constitución».

La firma adjudicataria, Vimema Productions SL, no terminó siendo la que produjo el video. Esa labor la realizó una firma denominada Colectivo 17, constituida según algunas informaciones el mismo día -10 de marzo de 2016- que el Consell adjudicaba a Vimema la elaboración. Demasiadas coincidencias que al PP le suenan a duda respecto a si el Gobierno valenciano sabía o no que se produciría esa subcontratación con otra firma recién creada. Fuentes de la administración autonómica insistieron ayer en que el Consell adjudicó la elaboración del vídeo a una firma con probada capacidad y experiencia, en alusión a Vimema, y se desentendieron del hecho de que, a posteriori, terminara siendo una firma distinta la que produjera el audiovisual.

Sobre esta última firma, Colectivo 17, el PP valenciano también mantiene algunos interrogantes. Entre ellos, el relacionado con el hecho de que su domicilio figure en una urbanización de la localidad valenciana de Elche, un hecho que obviamente no constituye ninguna irregularidad pero que sí arroja dudas respecto a la capacidad con la que podía contar esta firma para elaborar este video.

Císcar ha reclamado que se aclare por qué, si el trabajo lo iba a hacer una empresa valenciana, no se le adjudica directamente y tiene que hacerse a través de otra empresa, en este caso de Barcelona. «¿Acaso lo que se ha tratado de ocultar es un fraccionamiento de contratos prohibido por la ley?», apuntó.

Ayer, por su parte, el presidente de la Generalitat Ximo Puig se refirió a este asunto. Preguntado en Londres por las explicaciones que solicita el PP valenciano, el jefe del Consell calificó de «polémica ridícula» la petición del PP de que comparezca en Les Corts por la contratación del video y recalcó que su gobierno lo «transparenta» todo y precisamente ese video se utilizó «para levantar la hipoteca reputacional en la que nos ha situado el PP».

Puig señaló que Císcar, quien fue vicepresidente del Consell con el PP, «sabe muy bien lo que son las zonas oscuras de Presidencia». Por contra, defendió que en el actual gobierno valenciano «lo transparentamos todo» e insistió en que «fue un video para precisamente levantar la hipoteca reputacional en la que nos ha situado el PP».

Como ejemplo, ha apuntado que este pasado domingo subió a un taxi y le preguntaron «qué pasa en Valencia con la corrupción». «Esto se debe acabar para siempre y en esto Císcar y el PP tienen una enorme responsabilidad», ha resaltado. Por ello, ha subrayado: «Las cosas claras. Explicaciones se han dado y se darán las que se quieran, pero necesitamos hacer una campaña potente de comunicación para levantar la hipoteca reputacional fuera y tener autoestima interna».