Las Provincias

Enrique Soriano: «Readmitir a los 1.600 trabajadores de la antigua Canal 9 no es una hipótesis razonable»

El presidente del consejo rector de la Corporación Valenciana de Medios, Enrique Soriano. :: d. torres
El presidente del consejo rector de la Corporación Valenciana de Medios, Enrique Soriano. :: d. torres
  • Enrique Soriano Presidente consejo rector RTVV

  • El máximo dirigente del órgano que rige la nueva RTVV dice que su modelo «no será Telemadrid, pero incorporará cosas de TV3 y Aragón TV»

El pasado 20 de octubre Enrique Soriano (Valencia, 1962) fue elegido presidente del consejo rector de la nueva RTVV a propuesta del grupo socialista. Contó, junto a siete miembros del órgano, con el apoyo mínimo de Les Corts (dos tercios). El que fuera letrado del parlamento valenciano durante un cuarto de siglo acaba de dejar ese cargo para pilotar un proyecto «atrayente, que empieza de cero», pero al que, como reconoce, todavía le cuesta encontrar «el lado positivo».

¿Cuándo podrán los valencianos ver su televisión autonómica?

La Dirección General de Telecomunicaciones de la Generalitat concluye en un informe que el equipamiento para poner en marcha la televisión está obsoleto y podría dar lugar a fallos pero que podría emitirse aún a riesgo de esos errores. Consideramos en la última reunión del consejo rector que vamos a realizar una fase interna de pruebas para ver si ese equipamiento es adecuado y, una vez superada, empezaremos con la emisión en pruebas. Después llevaremos a cabo la emisión regular con una parrilla estructurada para todos los días, como canal.

No hay fechas fijadas.

El pasado jueves debatimos sobre ello y salió la del 29 de noviembre, que coincide con el cierre de la anterior televisión. Se mencionó, pero no se quiso precisar una fecha concreta, porque lo que no vamos a hacer es fijarla si no tenemos unas garantías previas.

¿Supone esto un fracaso del nuevo consejo rector?

No lo creo. Tampoco hay que magnificar la fecha. Lo importante es que empecemos a andar y una vez lo hagamos ya la fijaremos. Primero hay que debatir cuáles son los condicionamientos y una vez ya tenemos examinadas las circunstancias en las que nos podemos mover, no sólo técnicas sino también de carácter social, podremos empezar. Queremos que se empiece cuanto antes.

¿Las prisas del Consell por poner en marcha RTVV son para tener una plataforma desde la que enviar su mensaje?

Creo que la televisión autonómica es un debe con toda la sociedad valenciana que desapareció y nos dejó huérfanos. Las prisas de determinados representantes políticos y del presidente de la Generalitat se deben a que quieren atender cuanto antes un compromiso del gobierno. En cuanto a lo del escaparate, vamos a intentar que sea una televisión plural, en la que todo el mundo esté presente. Eso significa que todas las opciones tienen que estar. Lo que no podemos hacer es una televisión de parte.

¿Hay que cambiar muchas cosas con respecto a la antigua radiotelevisión?

Habría que cambiar algunas cosas importantes en el tema de información, que fuera esencialmente plural. En cuanto a la programación, había algunos espacios atractivos y otros que dejaban que desear. Tiene que ser una televisión de la mayoría de los ciudadanos y atractiva.

¿No cree que hubiera sido mejor despejar el horizonte judicial para empezar a trabajar?

Los tiempos para que eso se produzca son indeterminados, los procesos judiciales son lentos, algunos duran años. Aquí ya llevamos unos cuantos. Supeditarlo todo a que se resuelvan todas las dudas habidas y por haber, seguramente nos encontraríamos con que no sé cuándo se podría tener una televisión. Ahora se pueden resolver las dudas, pero nada nos dice que no surjan otras en relación a éstas, sería una cadena.

¿Teme las demandas que puedan presentar los extrabajadores al considerar que pueda haber una sucesión de empresas?

Es un asunto que lleva la Abogacía de la Generalitat y entiende que no se produce tal situación, es la posición que defiende. Una ley hizo desaparecer la anterior televisión, la SAU. El parlamento en un momento determinado decide crear una Corporación de Medios. Es un tema sobre el que la Abogacía de la Generalitat tiene que actuar y nosotros tenemos que poner en marcha esto.

¿De dónde sale el nuevo logo de la Corporación Valenciana de Medios? ¿Quién lo ha diseñado?

El logo es provisional. Creo que, ante la necesidad de tener un logo para la primera reunión, alguien de presidencia con un ordenador hizo uno rápido, no es el definitivo. No se ha sacado a concurso ni lo ha hecho nadie externo. Estará abierto a la presentación de diferentes iniciativas o con la fórmula más adecuada en estos momentos.

¿Por qué se celebran los cónclaves en el Palau de la Generalitat? ¿No cree que puede levantar ciertas suspicacias?

Me dirigí a la secretaría autonómica de medios y solicité que requirieran a los liquidadores para que nos alquilaran parte de las instalaciones de la SAU. A fecha de hoy no me han dado traslado de ese contrato de arrendamiento, entre otras cosas porque el NIF lo tenemos desde hace dos días y era necesario. A partir de la semana que viene, espero que podamos trasladarnos a Burjassot ya la próxima semana, donde compartiremos espacio con TVE.

¿Como se explica un presupuesto de 26,5 millones para 2016?

Es el que está aprobado, el que tenemos, el que consta en el anexo de la ley. Cuando se aprobó se tenía en mente que esto iba a entrar en funcionamiento mucho antes de noviembre. Tenemos dos apartados, 25 millones por un lado y uno y medio por otro y tenemos muy poco tiempo para ejecutar. Lo que no se agote y no se comprometa revierte a la conselleria de Hacienda. Habría que intentar comprometer el máximo de gasto posible pero a estas fechas es complicado.

Aprueban esa dotación sin tener un contrato programa en el que gastarlo. ¿No es un sinsentido?

El mandato marco debería aprobarlo Les Corts en el plazo de 20 días, que no creo que lo haga. El contrato programa fija los compromisos de servicio público que deben establecerse y corresponden a la contraprestación económica, pero eso no quiere decir que no podamos establecer las pautas para empezar a funcionar. Decir que no puedes hacer nada hasta tener el contrato programa es algo que no comparto.

¿Son suficientes 55 millones para la nueva RTVV?

Es lo que tenemos, lo que debemos administrar. Si es suficiente o no, corresponde al Consell, que propone, y a Les Corts, que aprueban. El consejo rector y la corporación tienen que administrarlo. ¿Poco o mucho? Habrá que verlo a medida que vayamos avanzando.

¿Cuál es su modelo de televisión?

Tiene que ser una televisión sostenible, plural y de proximidad. Aquí los experimentos que hemos tenido de televisiones nos han llevado a una deuda disparatada que no se puede permitir. Debemos conseguir que tenga audiencia. No consiste en hacer un ente público porque sí, sino que se trata de hacer uno que llegue a los ciudadanos. Hay que esperar a tener un director general con un proyecto concreto para concretarlo todo.

¿Qué perfil tiene que tener el nuevo director general?

Que conozca los medios de comunicación, que tenga experiencia en ellos, trayectoria acreditada y aporte un proyecto. En función de esas características definiremos quién será el próximo director general.

¿Qué televisiones autonómicas pueden tomar como ejemplo?

Como Telemadrid no será, TV3 tiene cosas interesantes, como Aragón TV, que cuenta con unos índices de audiencia muy aceptables para su tamaño. TV3 tiene programas muy buenos, pero con presupuesto y personal lejanos en el espacio y en el tiempo para nosotros.

¿Hay algún formato vetado?

Gran Hermano y Tómbola son los referentes de lo que no toca hacer en una televisión pública. A lo mejor sí en una privada por su diseño.

¿Cuántos trabajadores se necesitan a para empezar y para después?

Depende del diseño. No hemos hecho cálculos. Necesitaremos un núcleo inicial para la gestión de la corporación, para ir ampliando, adquiriendo contenidos. Deberemos esperar a que todo esté más definido.

Para la emisión en pruebas, ¿qué cantidad de personal hará falta?

Se necesitará a alguien que controle que el equipamiento funcione. No sé cuantas personas serán, pero para esa fase no será necesario que se contrate personal laboral.

Precisamente es en las contrataciones donde podrían encontrar dificultades.

Tenemos el mandato legal, los artículos y la disposición transitoria. Mientras esa sea la norma vigente es a la que nos podemos acoger. Podemos hacer contrataciones temporales. Tienes que tener en cuenta dos elementos: haber trabajado en Canal 9 y haber superado un proceso selectivo. Pero estos no pueden ser excluyentes tampoco. Ese es el ámbito en el que nos tenemos que mover, no tenemos más parámetros.

¿Qué ocurre si se acaba considerando ilegal el ERE?

Eso corresponde a la Abogacía de la Generalitat. No sé cuál es el estado del ERE. Insisto en que somos un ente distinto. Habrá que ver lo que dice la sentencia. La abogacía considera que ese expediente se hizo de forma correcta, por lo tanto no procede la revocación del mismo.

¿Contempla la posibilidad de readmitir a los 1.600 trabajadores de la antigua Canal 9?

No es una hipótesis razonable. Nosotros somos un ente distinto. No tenemos esa vinculación con la anterior. Nadie discute que una plantilla de 1.600 personas no correspondía a ninguna realidad.

¿Le gusta cómo ha resuelto la ley de la Corporación Valenciana de Medios la situación de los extrabajadores?

Ha hecho una mención específica a ellos. No sé si a ellos les resulta satisfactoria esa situación, pero es lo que ha decidido el legislador.

¿Se van a aprovechar las instalaciones de Canal 9?

En principio sí, no vamos a ponernos a construir otro edificio cuando hay una SAU en liquidación y se supone que va a concluir su proceso en breve y esas instalaciones revertirían a la Generalitat. No tiene sentido otra alternativa.

¿Se ha pensado en otra ubicación?

No se ha pensado porque no merece la pena ahora mismo.

Esas instalaciones están hechas para 1.800 personas, ¿tendrá sentido que albergue a muchos menos trabajadores?

No estaban previstas para tantos trabajadores, sino para muchísima menos gente. Cuando fui alguna vez me di cuenta de que la gente tenía problemas de movilidad, allí no cabía nadie. No sobrará espacio.

¿Cómo se llamará la nueva RTVV?

Hablamos en la última reunión sobre posibles nombres. Todo el mundo utiliza Canal 9 sin querer, pero pertenece a la SAU, tendríamos problemas para recuperar ese nombre. Se tendrán que buscar alternativas.