Las Provincias

La RACV planteará un ERE para 2017 en su próxima junta de gobierno

  • La institución ve disminuidas sus subvenciones públicas y privadas y piensa reducir su actual plantilla de trabajadores

valencia. Al decano de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana (RACV), Federico Martínez Roda, le crecen los enanos. La entidad centenaria está sumida en una crisis interna. La causa de esta situación se dio después de aprobar un acuerdo de colaboración con la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) mediante una votación fraudulenta. Al menos así lo consideran catorce académicos, que interpusieron una demanda para impugnarla en el juzgado Contencioso-Administativo de Valencia, que fue admitida a trámite el pasado mes de julio. Ahora, el máximo dirigente de la institución no sólo ve cómo sus apoyos dentor de la misma son menores, sino que también se encuentra con que las subvenciones públicas y privadas han disminuido, llevando a la entidad a una situación agónica.

El próximo jueves día 10 de noviembre tendrá lugar en la sede de la RACV una junta de gobierno que incluye en su punto cuarto del orden del día plantear un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el próximo 2017. Martínez Roda, según varias fuentes, tiene previsto reducir la plantilla de trabajadores con la que cuenta la institución en la actualidad. Una decisión que afectaría a un total de siete empleados, entre personal de limpieza, biblioteca, administración, gestión, recepción y protocolo.

Algún miembro de la RACV señalaba ayer tras conocer la noticia del posible ERE por falta de inyecciones económicas, que forma parte «de un plan comandado por el decano para asfixiar a la entidad» y «una vez ahogada», ofrecer las vías para rescatarla a cambio de condicionantes, entre los que se encontaría abandonar posicionamientos críticos con el acercamiento a la AVL.