Las Provincias

La vicepresidenta irrumpe en la reforma de la financiación

De entre los cambios en la estructura del Gobierno que anunció ayer Mariano Rajoy, el que más influencia puede tener desde la óptica de la Comunitat es el papel que jugara la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la reforma del sistema de financiación autonómica. Tal y como desveló Moncloa, al frente de la cartera de Hacienda continúa Cristóbal Montoro que, por este motivo, mantiene las competencias de carácter económico y financiero que le da un ministerio como ese. Pero la parte vinculada con las Administraciones Públicas pasa a manos de Sçaenz de Santamaría. La vicepresidenta dispondrá por lo tanto de hilo directo con los gobiernos autonómicos, además de que de su responsabilidad dependerá probablemente la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -el órgano que reúne al ministerio y a las comunidades autónomas-. Aunque Sáenz de Santamaría pueda pasar a desempeñar ese papel con el objetivo principal de reconducir el debate catalán, se da por hecho que su protagonismo en materia de la reforma de la financiación será destacado.

Desde la óptica de la Comunitat, la llegada de Íñigo de la Serna a Fomento abre el debate sobre las reivindicaciones históricas valencianas. La finalización de las obras del tercer carril entre Valencia y Castellón, lo que implicará también la llegada del AVE a Castellón, el desarrollo del corredor mediterráneo con la doble plataforma, la modernización del tren Valencia-Zaragoza, el túnel pasante y el soterramiento de las vías en Serrería, el tren de la costa o la aplicación del Plan de Cercanías 2010-2020 son algunas de ellas.