Las Provincias

La Policía detiene en Málaga al líder de una banda de sicarios disfrazado de diablo

Efectos intervenidos al detenido.
Efectos intervenidos al detenido. / Policía Nacional
  • Acudió a una fiesta de Halloween para reunirse con otros miembros de la organización

Sabía que lo estaban buscando y vivía encerrado en un piso de seguridad en Málaga capital. Sus colaboradores le llevaban hasta la comida. Aprovechando el anonimato de la noche de Halloween, decidió acudir a una fiesta en el muelle disfrazado de diablo para reunirse con otros miembros de la organización, que lo iban a trasladar a otro piso franco. La Policía Nacional lo estaba esperando.

Bajo la careta del diablo se ocultaba uno de los delincuentes más buscados por las autoridades francesas, considerado el supuesto líder de una banda de sicarios. El detenido, francés de origen argelino, de 49 años, estaba reclamado en su país por homicidio, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Además, se le considera "autor intelectual y financiero" de la fuga de un criminal de una cárcel francesa, según ha informado esta mañana la Comisaría Provincial así como líder de un grupo de sicarios al servicio de una organización de narcotraficantes.

La investigación policial que ha permitido su arresto se inició a medidos de octubre, cuando agentes de Crimen Organizado de la Udyco-Costa del Sol, en el curso de un registro en un domicilio, encontraron un "kit de sicario": dos armas de fuego, un silenciador, numerosa munición de distintos calibres, ocho teléfonos móviles, 5.000 euros en efectivo y documentación falsa.

A partir de ahí, las pesquisas se centraron en el ahora detenido, que vivía rodeado de fuertes medidas de seguridad que dificultaron enormemente su arresto. De hecho, en la operación también han sido detenidos dos españoles, de 30 y 34 años, que supuestamente eran los encargados de dar cobertura y cobijo al sospechoso.