Las Provincias

Directora general en apuros

La socialista Rebeca Torró. :: Rubén Montava
La socialista Rebeca Torró. :: Rubén Montava
  • El Consell se plantea si el puesto de Rebeca Torró en Vivienda choca con ser concejal

La socialista Rebeca Torró es, desde el pasado mes de abril, directora general de la Generalitat y concejal de Ontinyent, una doble presencia institucional sin precedentes en el actual Consell. En la Generalitat hay dudas respecto a la compatibilidad de mantenerse en los dos cargos, a pesar de que Torró no cobra por su actividad como primer teniente de alcalde en el municipio ontinyentí. Sin embargo, esa doble posición genera suspicacias. ¿Puede tomar decisiones la socialista Torró como directora general de Vivienda influida por su puesto en el equipo de gobierno local que encabeza el presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez?

«Vamos a tener una ontinyentina como directora general, tendremos en Valencia una persona más trabajando por los intereses de Ontinyent», señaló el pasado 15 de abril Rodríguez cuando explicó la reestructuración de su Consistorio tras el nombramiento de Torró.

«Se trata de una situación jurídicamente complicada y abierta a diferentes interpretaciones. Formalmente nadie está investigando nada porque no se ha reclamado, no cobra nada del Ayuntamiento pero si es teniente alcalde allí no puede tener dedicación exclusiva aquí. Es el único caso en la Administración autonómica», señalaron fuentes de la Generalitat conocedoras de la situación.

A Torró, como al resto del Consell, se le debe aplicar la ley estatal hasta que entre en vigor en la Comunitat la normativa de incompatibilidades de cargos no electos que aprobó Les Corts hace pocas semanas. La directora general de la conselleria dirigida por otra socialista, María José Salvador, quedaría subordinada a la legislación estatal, donde los cargos de director general son incompatibles con mantenerse en un gobierno municipal. En el Consell, las personas que han aceptado cargos de responsabilidad como secretarios autonómicos o directores generales dimitieron de su puesto en los ayuntamientos. El último caso fue el de Enric Nomdedéu, vicealcalde de Castellón hasta que fue nombrado secretario autonómico.

Torró abandonó sus responsabilidades en Territorio dentro del consistorio ontinyentí cuando fue nombrada sustituta en la Conselleria de Vivienda del arquitecto Alberto Sanchis, quien presentó su renuncia alegando motivos personales. Sin embargo, la número dos de Rodríguez en el Ayuntamiento de Ontinyent continúa de concejala, primera teniente alcalde y miembro de la Junta de Gobierno Local. Fuentes de la Generalitat señalaron que el secretario del consistorio ontinyentí avaló la compatibilidad que practica Torró, sin embargo, la Generalitat no se ha pronunciado, si bien fuentes vinculadas a la Administración autonómica admiten que se trata de una situación interpretable y que la ley nacional ya se aplicó, para determinar la incompatibilidad de la, entonces, directora general Mónica Cucarella, ya destituida.