Las Provincias

Sin acento valenciano, otra vez

El ya exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. :: efe
El ya exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. :: efe
  • Desde la llegada de Rajoy a la Moncloa en 2011, la cuarta región más poblada de España no cuenta en los gabinetes del presidente

  • En el Consejo de Ministros no habrá nadie nacido en la Comunitat

De poco le ha valido al PP valenciano a nivel de representatividad en el Gobierno central la recuperación de votos sustanciada en las elecciones generales del 26-J. De los 7,9 millones de sufragios recabados por Mariano Rajoy, más de 900.000 procedieron de la Comunitat. El presidente del Gobierno presentó ayer a su equipo y la huella valenciana es inexistente. Ni siquiera hay posibilidad de consolarse con la permanencia de José Manuel García Margallo. El ya exministro de Exteriores, que no es valenciano pero sí fue cabeza de lista por Alicante en los últimos comicios y mantiene estrechos vínculos con la Comunitat, no continuará al frente de la cartera de los diplomáticos.

El presidente, no obstante, sí mantiene en el Ejecutivo al ministro de Justicia, Rafael Catalá, con casa en la costa alicantina como Margallo, concretamente en Dènia, mientras que el exministro la tiene en Xàbia. Ese es el único vestigio de la Comunitat en el gabinete de Rajoy, los veraneos de uno de sus ministros.

En Génova sostienen que Rajoy no baraja cuotas territoriales a la hora de confeccionar sus gabinetes; sin embargo, llama la atención que en la diversa procedencia de sus ministros no aparezcan trazas valencianas. Desde la salida de Leire Pajín del Ministerio de Sanidad tras la derrota electoral de 2011, la presencia en el Consejo de Ministros de los nacidos en la Comunitat es nula. Como mucho, Rajoy nombró a Susana Camarero secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad a mitad de la pasada legislatura.

En el nuevo equipo de Rajoy hay cuatro madrileños (desde el propio Català además de Luis de Guindos, Nadal y Cospedal), una catalana (Dolors Montserrat), un cántabro (Ïñigo de la Serna), cuatro andaluces (Dastis, Zoido, Báñez y Montoro) y dos castellanas (Sáenz de Santamaría y García Tejerina)... la Comunitat es la única de las autonomías españolas más pobladas que se queda huérfana de ministros.

Durante los Ejecutivos de Jose Luis Rodríguez Zapatero llegaron a contarse cuatro ministros de la Comunitat: Soria, Solbes, Fernández de la Vega y Pajín. Anteriormente, en los años de José María Aznar en la Moncloa, el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana llegó a ocupar la portavocía del Ejecutivo.

El PP valenciano consideró ayer como un «buen gobierno, hecho con inteligencia» la composición del nuevo gabinete que presidirá Mariano Rajoy. Fuentes de la formación que preside Isabel Bonig remarcaron que el líder de los popular ha demostrado altura de miras con un nuevo equipo de ministros preparado para afrontar la nueva etapa política. «Se combina experiencia de gestión con una apuesta por el municipalismo y, al mismo tiempo, respaldo a ministros que han desarrollado una muy buena gestión», se señaló. Las mismas fuentes aseguraron que el PPCV está «contento», pese a la ausencia de ministros valencianos en el nuevo gabinete, y se mostraron convencidos de que los nuevos ministros «serán sensibles con las reivindicaciones» de la Comunitat.

La presidenta del PP en la Comunitat, Isabel Bonig, acudió el pasado sábado a la investidura de Rajoy con el fin de trasladarle su apoyo e intentar hacer ver a Génova la importancia de que Moncloa no mantenga el desapego que durante los últimos años ha mostrado respecto a los aspirantes valencianos a altos cargos en el Ejecutivo central. Mientras que se consideraba muy remota la posibilidad de que el actual delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, alcanzase un ministerio, desde los populares valencianos sí se consideraba factible un ascenso de Rubén Moreno, el que fuera secretario general del Ministerio de Sanidad. No obstante, de cara a la confección del segundo escalón del Gobierno de Rajoy, el PPCV sí se siente ahora en mejor disposición que durante los años pretéritos, cuando únicamente Moreno y Camarero alcanzaron puestos destacados.

Bonig ya señaló el pasado miércoles, preguntada por si desearía que Rajoy designara a un ministro valenciano, que era una potestad del presidente y que, aunque le gustaría, lo importante es que elija a las personas «más preparadas y las mejores» y que haya «sensibilidad» hacia los temas que afectan a la Comunitat.

Tras el anuncio del nuevo Gobierno, desde el Consell, la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, reprochó en las redes sociales que el Ejecutivo no sea paritario. El conseller de Educación, Vicent Marzà, anunció que hoy pedirá formalmente una reunión a Méndez de Vigo, mientras que el presidente de Les Corts, Enric Morera, ironizó sobre la escasa presencia del PPCV.