Las Provincias

El juez de Imelsa acuerda que María José Alcón se someta a un examen médico forense

María José Alcón.
María José Alcón. / IRENE MARSILLA
  • La exconcejal del PP está procesada por el supuesto amaño de contratos desde Cultura del Ayuntamiento y el cobro de 'mordidas' a los adjudicatarios

El juez instructor del caso Imelsa ha acordado que la exconcejala de Cultura del Ayuntamiento de Valencia María José Alcón sea sometida a un examen médico forense para determinar si ha sufrido patologías que hayan podido alterar su capacidad, solvencia o credibilidad en los últimos años.

Según consta en un auto al que ha tenido acceso EFE, esta decisión responde a la petición formulada por su abogado el pasado 21 de octubre, cuando solicitó un examen por parte del Instituto de Medicina Legal de Valencia.

La exconcejala del PP, esposa del exvicealcalde de Valencia Alfonso Grau -procesado en el caso Nóos-, está procesada por el supuesto amaño de contratos desde el área de su responsabilidad en el Consistorio y el cobro de "mordidas" a los adjudicatarios, además de por un supuesto delito de blanqueo de capitales.

La defensa de Alcón pretende que el forense se pronuncie, además, sobre un traumatismo craneal sufrido en 2009 y las secuelas del mismo, el tratamiento médico y patologías previas a ese accidente y su situación de estado psicológico y salud mental en los años 2005 y 2006, posteriores a la demanda de divorcio de sentencia de diciembre de 2004.

Por otra parte, el juez ha denegado la mayoría de las peticiones formulada por otros letrados de las defensas respecto a la información clínica de la exconcejala, y únicamente ha autorizado las relativas a información administrativa.

Varios letrados pidieron al juez que se incorporase al sumario el historial médico de Alcón y los motivos por los que estaba ingresada desde el 8 de abril, saber si estuvo sometida a un protocolo de prevención de suicidios, la medicación recetada, si tuvo libre acceso al móvil o si debía llamar en presencia de personal sanitario y qué personas la visitaron durante la hospitalización.

Todo ello con el objetivo de poner en duda la validez de una de las grabaciones que obran en la causa en la que la exconcejala detalla a su hijo el método por el cual, supuestamente, el PP de Valencia blanqueó dinero.

El juez y el fiscal se han opuesto a la admisión de estas peticiones, de modo que únicamente se considera procedente que por parte del hospital Nisa-Aguas Vivas se informe de las fechas de ingreso y alta de la investigada, si tuvo limitado el acceso a su móvil y, si existe libro de visitas, información sobre las mismas.

Por otra parte, se ha dejado en suspenso la audición de esa conversación telefónica entre Alcón y su hijo (de más de 40 minutos de duración) prevista para el próximo día 14, a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva los recursos interpuestos al respecto.

La defensa de Alcón entiende que el instructor ya ha valorado previamente y ha eliminado de la causa aquello que afecta a la intimidad de la exedil, por lo que la conversación ente madre e hijo que todavía es ajena a la causa "no se refiere a hechos que estén siendo investigados ni su conocimiento por parte de terceros puede suponer mayor garantía para su defensa".

El resto de defensas, por el contrario, ha requerido su audición y su incorporación al sumario.