Las Provincias

El juez acuerda un examen médico de Alcón y pide las visitas que recibió en el hospital

María José Alcón.
María José Alcón. / IRENE MARSILLA
  • La exconcejal del PP está procesada por el supuesto amaño de contratos desde Cultura del Ayuntamiento y el cobro de 'mordidas' a los adjudicatarios

El instructor del caso Taula ha acordado una pericial médica sobre el estado de salud de la exconcejal Alcón, así como que el hospital en el que estuvo ingresada informe de las visitas que recibió y si tenía limitado el acceso a su teléfono móvil. No fue la única decisión que se adoptó ayer respecto a la edil. El juez resolvió suspender, por el momento, la audición de la conversación íntegra de Alcón y su hijo hasta que la Audiencia se pronuncie sobre esta diligencia. El objetivo es evitar «consecuencias irreparables» en caso de que se reproduzca el audio y la Sala resolviera lo contrario.

La exconcejal del PP está procesada por el supuesto amaño de contratos desde Cultura del Ayuntamiento y el cobro de 'mordidas' a los adjudicatarios

El magistrado había acordado que se escucharan en el juzgado los 46 minutos de esta charla, clave que impulsó las pesquisas del blanqueo. Se trataba de una solución intermedia a lo que pedía un grupo de defensas: la entrega de las cintas. El letrado de Alcón también se opuso a la escucha porque afecta a la intimidad de su representada.

El instructor, en cambio, ha desestimado ambos recursos pese a la ambigüedad que, a su juicio, muestra la norma. Por un lado, parece que el juez tiene la autonomía para discriminar el material que consta en la causa, pero eso no encaja con la doctrina que habla del acceso de las partes a las grabaciones. Además, el magistrado admite «el difícil equilibrio de ponderación» entre el derecho a la intimidad de la exedil y el ejercicio de la defensa.

El auto recoge que se percibe por parte de los letrados «una línea tendente a demostrar que la conversación estaba preparada». Adelanta el juez que no ha apreciado ningún indicio de esa posibilidad, pero entiende que no por ello «se debe imposibilitar esa línea de defensa».