Las Provincias

Bravo reconoce que el presupuesto de Justicia para 2017 es «muy ajustado»

  • El PP arremete en Les Corts contra el escaso peso de esa conselleria y acusa a la vicepresidenta Oltra de mentir en su comparecencia

La consellera de Justicia y Administración Pública, Gabriela Bravo, se quejó el miércoles del presupuesto de su departamento para 2017 al considerarlo «muy ajustado» y aseguró que hubiera preferido unas cuentas «mas elevadas». Bravo realizó estas declaraciones durante su comparecencia en la comisión de Economía de Les Corts, en donde expuso las principales líneas presupuestarias de la consellería para el próximo año.

Bravo subrayó que pese a que no son las cuentas que le hubieran gustado, cree que reflejan un cambio de tendencia. En total el presupuesto ascenderá a 291 millones, un 6% más que en 2016. Estos datos sitúan a Justicia como el penúltimo departamento en cuanto a presupuesto, sólo por encima de Transparencia. Un hecho en el que incidió el PP en su intervención, en la que también destacó que la consellería no aumenta su peso en el presupuesto total de la Comunitat al mismo ritmo que el resto.

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas también compareció el miércoles en comisión para explicar los presupuestos de su departamento. Oltra contará con partidas por valor de 1.048 millones de euros, 70 millones más que lo que fue asignado el año pasado. La vicepresidenta hizo hincapié en que las cuentas por primera vez superan los mil millones y que son un ejemplo de la consolidación de las políticas sociales que evidencian la prioridad del Ejecutivo por rescatar personas. Oltra aprovechó para recordar al Estado que cumpla la ley de Dependencia y que aporte la mitad del coste, tal y como indica la norma. En el PP y Ciudadanos arremetieron contra el presupuesto de la vicepresidenta por aumentar el personal de confianza, ceder parte de las políticas a los ayuntamientos y por incluir ingresos «ficticios» para pagar prestaciones sociales. Durante las réplicas de los populares se vivió un momento de tensión cuando la diputada María José Catalá acusó a Oltra de mentir. Unas declaraciones que no sentaron nada bien a la vicepresidenta que le respondió que no se volviese a atrever a decir que ella venía a mentir, ya que esa es una práctica que el Consell no ha heredado del PP.

Rafael Climent, conseller de Economía, fue el último en comparecer el miércoles. En su explicación, Climent destacó que contarán con un presupuesto de 367,4 millones (un 9% más que en 2016) y que impulsarán el empleo de calidad y la reindustralización de la Comunitat en el marco de la transformación del modelo económico valenciano. Desde las filas populares, el diputado Vicente Casanova, criticó las cuentas por contar «con mucha previsión y pocos hechos». Además recordó a Climent que los presupuestos del ejercicio que aún no ha finalizado apenas se han ejecutado.