Las Provincias

Santamaría toma las riendas del PP de Valencia a los 8 meses de ser nombrado

El presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría. :: Damian Torres
El presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría. :: Damian Torres
  • El presidente de la gestora en la capital multiplica sus ataques al alcalde Ribó y anuncia una jornada de puertas abiertas en el partido

El tiempo de espera ha terminado. Luís Santamaría, diputado del PP en Les Corts y presidente de la gestora en la ciudad de Valencia, ha decidido pasar a la acción y en las últimas semanas ha tomado las riendas de la formación multiplicando sus apariciones públicas.

Ocho son los meses que han pasado desde que Isabel Bonig, presidenta del PP en la Comunitat, confiara en Santamaría (que ya había ostentado cargos de relevancia como el de conseller de Gobernación en el gobierno del expresidente Alberto Fabra), para asumir el liderazgo de la formación en Valencia en una situación límite. Nueve de los diez concejales populares en el Ayuntamiento están desde entonces imputados por blanqueo de capitales en el caso Taula, quedando el partido en manos de Eusebio Monzó, el único edil que no ha pasado por los tribunales. Desde entonces la labor de los populares en el Consistorio valenciano y su papel como oposición ha quedado desdibujada y, ante esta situación, Santamaría ha cambiado ahora radicalmente de estrategia.

Desde hace 15 días el presidente de la gestora ha incrementado notablemente sus apariciones públicas y ha pasado a ser el encargado de trasmitir los principales mensajes de la formación a escala municipal. Las ruedas de prensa en la sede regional del partido han pasado a ser una cita semanal en la que Santamaría ejerce de portavoz, reivindica el papel de la gestora municipal y asume el papel de oposición frente al tripartito que lidera el alcalde Joan Ribó. Incluso su papel como diputado en Les Corts se ve influido por esta nueva posición. Santamaría es el encargado de defender medidas que afectan directamente a Valencia, como la reclamación al Gobierno central de una dotación al transporte metropolitano. El presidente de la gestora siempre incide en que desde la dirección siguen en contacto «permanente» con el grupo municipal popular en el Consistorio y que se confia en el portavoz local Eusebio Monzó.

Como el mismo Santamaría destacó hace unas semanas, el PP en la ciudad de Valencia inicia una nueva etapa en la que, asegura, se tiene que dar un paso más para volver a conectar con los valencianos. Esto se traduce en iniciativas como la que se celebra el próximo fin de semana, cuando el partido ofrecerá una jornada de puertas abiertas con el objetivo de «compartir con la sociedad civil su diagnóstico sobre lo que sucede en la ciudad desde las perspectivas del área social, educativa, movimiento vecinal y económico». En estas jornadas se establecerán cuatro mesas de trabajo para poder trasladar las preocupaciones de la ciudadanía a la labor que realiza la formación en el Ayuntamiento. La primera mesa analizará la situación actual de los diferentes barrios, la segunda tendrá una vertiente más social y en la tercera la protagonista será la economía. En la cuarta y última mesa se pondrá el acento en los denominados gobiernos del cambio que están al frente de algunas de las principales ciudades españolas. Por ello se ha invitado a representantes del PP de ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña y Córdoba.

Santamaría ha pasado a asumir las riendas cuando parece ya claro que en los próximos meses se celebrará el congreso local que elegirá a la nueva dirección. El presidente de la gestora advirtió hace semanas que una vez que hubiera Gobierno en Madrid llegaría el tiempo de los congresos regionales y locales. Después del encuentro nacional y el de la Comunitat llegará el turno de Valencia. Santamaría destacó que los militantes tendrán un papel fundamental, aunque no desveló aún si tiene pensado presentarse para dirigir formalmente el partido.