Las Provincias

La visita de Errejón vuelve a evidenciar la división interna de Podemos en Valencia

fotogalería

El responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, ayer en Valencia. :: EFE/Manuel Bruque

  • El número dos de la formación morada encabeza un acto en la capital del Turia al que no asiste la diputada Sandra Mínguez

valencia. El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, participó ayer en un acto organizado en La Morada de Valencia, el nuevo centro social y cultural de la formación en el barrio de Ruzafa. El encargado de preparar el encuentro con el responsable de la Secretaría Política del partido fue el secretario general de la formación en la Comunitat, Antonio Montiel. Un hecho que se puede interpretar como una réplica a la asamblea que tuvo lugar el pasado 11 de octubre, en la que el sector de los 'pablistas' en la región fue arropado por Irene Montero, mano derecha de Pablo Iglesias, y que estuvo encabezado por la diputada Sandra Mínguez, exsecretaria de organización de los podemistas, destituida de su cargo el pasado mes de julio por decisión unilateral de Montiel para cambiar el estilo del partido.

La ausencia más notable en el evento de mediados de mes en el que participó Mínguez fue la de Montiel, que dijo tener la agenda apretada para no asistir, siendo después desmentido desde el propio partido. Y ayer, como respuesta, tampoco hubo rastro de Mínguez en la nueva sede podemista. La diputada autonómica justificó su falta por tener que atender otros compromisos, evidenciando la mala relación que existe entre ambos en estos momentos.

Íñigo Errejón fue preguntado por la posibilidad de ruptura del Acord del Botànic tras la abstención de los diputados socialistas valencianos en la investidura de Mariano Rajoy. Fue contundente: «Siempre hemos dicho que una cosa es la escala estatal y otra la autonómica. Nosotros, en el País Valenciano no vamos a permitir, ni por activa ni por pasiva, que el PP regrese a la Generalitat».

En referencia a los populares señaló que cree que «hay una cierta incoherencia» en ellos porque, «reclaman una financiación más justa par la Comunitat y permite que -Cristóbal- Montoro, que asfixia a las comunidades, revalide como ministro de Hacienda». «No entendemos esa posición y, como no lo entendemos, decimos que vamos a ser muy exigentes para velar por que se cumpla el acuerdo del Botánico», agregó flanqueado por Antonio Montiel, y la diputada del partido morado Ángela Ballester.

Errejón aseguró también que vio el pasado sábado en el Congreso a los diputados socialistas valencianos «visiblemente abochornados por la abstención» y recordó que incluso en algunos casos les tuvieron que pedir que repitieran su voto porque no se les oía. Dijo que le hubiera gustado que hubieran tenido «una posición más digna como la que tuvieron los diputados del PSC o los socialista de Baleares», pero que es algo que no deciden ellos, señalando directamente a su líder en la Comunitat, Ximo Puig, uno de los más críticos con el liderazgo de Pedro Sánchez.