Las Provincias

Luis Santamaría, partidario de adelantar plazos para el congreso del PP de Valencia

  • El presidente de la junta gestora desea que la «renovación de ideas, personas y proyectos» se produzca «cuanto antes»

El presidente de la junta gestora del Partido Popular de la ciudad de Valencia, Luis Santamaría, ha asegurado hoy que le "gustaría" adelantar los plazos para la convocatoria del congreso local, para que la "renovación de ideas, personas y proyectos" se produzca "cuanto antes".

Así lo ha manifestado a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa celebrada hoy para presentar iniciativas del partido respecto a los presupuestos participativos del Ayuntamiento, en la que ha recordado que desde Valencia ya se realizó una petición al partido sobre este adelantamiento.

"La estrategia de congresos es piramidal, es el partido a nivel nacional el que marca las reglas, y primero tiene lugar el congreso nacional, luego los regionales, provinciales y locales", ha explicado Santamaría, que ha considerado que "otra cosa es que se pueda entender que por la situación en Valencia convenga celebrarlo cuanto antes mejor", pero siempre "dentro de los plazos y esquemas de trabajo".

El también vicesecretario del PPCV se ha mostrado convencido de que el proceso se iniciará "cuanto antes", y ha recordado que la gestora es solamente "un órgano temporal para gestionar una situación excepcional", pero "no tiene legitimidad para tomar decisiones de tipo político", que deben tomarse en un congreso.

Preguntado sobre si ha considerado presentarse como candidato a liderar el PP de la ciudad de Valencia, ha afirmado que su "preocupación personal no va por ahí", y ha añadido: "Me gustaría que quien se presente sea elegido con el voto de la gente".

A juicio de Santamaría, no es el momento de pensar en candidaturas, puesto que el partido se encuentra "en una fase de escuchar a la sociedad civil", en la que, ha asegurado, como presidente de la gestora, tiene la función de "dejar el partido en la mejor situación posible antes del congreso".

En cuanto a su relación con el grupo municipal, en el que nueve de los diez concejales están siendo investigados por presunto blanqueo de dinero, ha asegurado que el objetivo de la gestora es "reforzar la labor de oposición del grupo".

Preguntado sobre el posible malestar que pueda generar entre los concejales la intervención de la gestora, ha afirmado que las iniciativas se "coordinan" con los ediles "normalmente" y que ha consultado distintos proyectos tanto con el portavoz del grupo, Eusebio Monzó, como con el concejal Alfonso Novo.

"Mi adversario no es el grupo municipal, es el señor Ribó, y a quien los ciudadanos me pagan por hacer oposición no es al PP, sino al señor Ribó, Sandra Gómez y Jordi Peris", ha reivindicado, y ha destacado que, en las reuniones que ha mantenido con los concejales, no le han transmitido ningún malestar.

Si bien ha admitido que la situación de los investigados es "complicada", Santamaría ha manifestado su "respeto" por el trabajo del grupo, y ha afirmado que la gestora está para "ayudar" hasta que "la situación procesal se resuelva", algo que cree que ocurrirá "pronto".

Por otra parte, a preguntas de los periodistas sobre las consecuencias de la investidura de Mariano Rajoy para el PP valenciano, ha contestado que "se abre una nueva etapa" para la formación.

"Las cuestiones internas tienen mucha menos importancia que las que se refieren a la gobernabilidad de España, y por eso no podíamos celebrar un congreso mientras España necesitaba un gobierno", ha asegurado.