Las Provincias

Manolo Mata quiere dejar la portavocía del PSPV tras el debate de presupuestos

Manuel Mata, a la derecha, en Les Corts. :: jesús signes
Manuel Mata, a la derecha, en Les Corts. :: jesús signes
  • El parlamentario, que ya ha comunicado a Puig su decisión, ha sido muy crítico con la abstención a Rajoy y con las concesiones a Podemos

Manuel Mata abandonará la portavocía de Les Corts tras el debate de los presupuestos de la Generalitat de 2017, que comienza la próxima semana en el Parlamento valenciano. Esa es la intención que ya ha trasladado el propio diputado a la dirección del PSPV y a Ximo Puig, que ayer mantenía esperanzas en hacerle cambiar de opinión. El Síndic socialista asumió la portavocía del grupo parlamentario en el arranque de la actual legislatura y durante este año y medio no sólo se ha convertido en uno de los escudos más importantes para el jefe del Consell, sino que su papel ha sido determinante para contribuir a limar asperezas en las relaciones entre el PSPV y Compromís. Su salida de la portavocía coincidirá con el parón de la actividad en Les Corts por las fiestas navideñas.

La marcha de Mata constituirá una severa contrariedad para el jefe del Ejecutivo valenciano. El perfil del diputado socialista, un abogado con dilatada trayectoria política y de probada oratoria, ha permitido al grupo socialista resolver no pocas negociaciones delicadas con el resto de grupos -la renovación del Consell Jurídic es la última de ellas-.

¿Y a qué obedece la decisión? Hace aproximadamente un mes el portavoz socialista remitió un escrito a Puig en el que le informaba de su posición en relación con el debate que se abría en el PSOE respecto a la investidura. En plena batalla por el liderazgo del partido, Mata ya anticipó una postura, la del no a Mariano Rajoy, que concretó en los dos comités federales celebrados por su partido. La postura del portavoz parlamentario, que cuenta con un amplio respaldo de la militancia, no es la de Puig, que el pasado domingo votó a favor de la abstención de los socialistas en la investidura de Mariano Rajoy, ni la de sus más estrechos colaboradores, que han estado en la cocina de los últimos movimientos en el seno del PSOE.

Mata acompañó ese escrito con su propia renuncia, aunque sin firmar, al puesto de portavoz parlamentario de los socialistas en Les Corts, con la intención de que Puig la utilizara cuando considerara oportuno.

La salida de Mata, que el propio parlamentario reveló en la reunión que Puig mantuvo el lunes con el secretariado del PSPV, se convertirá así en la primera renuncia en el seno del socialismo valenciano vinculada a la posición mantenida por el secretario general en relación con el debate orgánico. Puig fue uno de los 17 miembros de la dirección federal que abandonó la ejecutiva 72 horas antes del comité federal del 1 de octubre que provocó la caída de Pedro Sánchez. y Mata fue uno de los dirigentes del socialismo valenciano a los que se vio más afectados por aquellos hechos. Aunque en sus declaraciones nunca ha deslizado crítica alguna hacia Puig por aquella decisión, su defensa encendida del no al candidato del PP a la investidura le ha situado justo en las antípodas de la posición del líder de los socialistas valencianos.

El año y medio de legislatura con la mayoría del tripartito en la Cámara ha obligado a Mata en no pocas ocasiones a jugar un papel de mediador entre los grupos que firmaron el Acord del Botànic. El diputado socialista, que además es el abogado de la vicepresidenta Mónica Oltra, ha sido pieza clave para engrasar la relación entre el PSPV y Compromís.

Con Podemos, las cosas no han sido igual de sencillas. Algunas de las propuestas planteadas en Les Corts por la formación que lidera Antonio Montiel -como la de revocación de senadores territoriales- han merecido severas críticas por parte de Mata. Cumplir con el Acord del Botànic, que no es otra cosa que evitar la delicada senda que supondría poner en riesgo la estabilidad del pacto de Gobierno, ha obligado al portavoz de los socialistas a no pocos equilibrios incluso ante sus compañeros de grupo parlamentario para sacar adelantes propuestas con las que él mismo no estaba de acuerdo. En alguna de esas reuniones de grupos, el propio portavoz ha llegado a reconocer que la decisión de apoyar las propuestas o las iniciativas de Podemos obedecía a una orden directa del Palau de la Generalitat.

Críticas del PP

El papel jugado por Mata a lo largo de lo que va de legislatura ha obtenido, por contra, una pésima valoración por parte del PP valenciano. El proceso de negociación del consejo rector de la nueva RTVV, en el que los populares han denunciado que el portavoz socialista les ninguneó, generó momentos de tensión entre los grupos políticos hasta el punto de que los populares llegaron a plantearse la posibilidad de exigir formalmente a Puig el relevo del portavoz socialista dada la imposibilidad de llegar a acuerdos con él y las artimañas que utilizaba en esas negociaciones.

El debate de la composición del consejo rector de RTVV ha sido de los que más coste político ha tenido para Mata. La elección fallida de Josep López como presidente de este órgano, los cambios, hasta en tres ocasiones, del candidato a dirigir este órgano y la imposibilidad de sacarlo adelante antes de las vacaciones estivales -el Consell pretendía que las emisiones en pruebas del ente arrancaran a mitad de agosto- provocaron algunas críticas al Síndic socialista, incluso desde el proipio Palau de la Generalitat.