Las Provincias

El relevo exprés permite al Consell tomar ya el control del Jurídic

Asunción Ventura, José Díez, Ximo Puig, Margarita Soler y Faustino de Urquía, en el acto de ayer en el Palau. :: damián torres
Asunción Ventura, José Díez, Ximo Puig, Margarita Soler y Faustino de Urquía, en el acto de ayer en el Palau. :: damián torres
  • Los nuevos miembros del órgano consultivo participan en su primer pleno una hora después de prometer el cargo

El PP valenciano ya no tiene la mayoría en el Consell Jurídic Consultiu (CJC). Mónica Oltra logró ayer salirse con la suya y apenas unos días después de que el órgano consultivo dictaminara con dureza su proyecto de ley de género -una de las iniciativas legales estrella de su departamento-, certificó el relevo de tres de los consejeros propuestos por el PP, incluido su hasta ahora presidente, Vicente Garrido, por tres nombres afines al actual Consell. La vicepresidenta impuso su criterio después de que el pasado viernes anunciara formalmente el «cese» de medio Consell Jurídic, anticipándose incluso al relevo formal, que se produjo ayer con la toma de posesión de los nuevos miembros.

El acto de ayer resultó llamativo. De los tres consejeros cesantes, únicamente Federico Fernández acudió al acto -las ausencias constituyen toda una prueba del malestar generado con la celeridad con que se ha acometido el proceso-. Los nuevos consejeros son Asunción Ventura Franch y Faustino de Urquía Gómez, y se unen a Margarita Soler, que ya formaba parte de la institución y que se perfila como posible presidenta. Las fuentes consultadas por este diario explicaron que todos los nombres habían sido pactados por PSPV y Compromís.

Con todo, como la renovación ha sido parcial, porque Les Corts sigue sin avanzar en el nombramiento de los tres consejeros que le corresponden a la Cámara, la presidencia en funciones del Jurídic recaerá por ahora sobre José Díez que, junto a Enrique Fliquete, se quedan como únicos consejeros propuestos por el PP y pendientes de la propuesta que haga la Cámara autonómica.

La celeridad con que se nombra a los nuevos consejeros supone una presión añadida para la negociación en la Cámara. Con todo, esa urgencia provocó ayer que los nuevos consejeros participaran, apenas una hora después de tomar posesión de su cargo, en el primer pleno oficial del Consell Jurídic. La reunión, que había convocado Garrido el pasado viernes, sirvió para aprobar el dictamen de la ley de acompañamiento de los presupuestos. El texto se aprobó por unanimidad, con lo que los dos nuevos miembros de la institución tuvieron que leer y dar el visto bueno al texto con toda presteza.

¿Y ahora qué? El Jurídic mantiene, e incluso aumenta, la interinidad que arrastra desde el 2 de septiembre, fecha en que venció el mandato del último Consell. Les Corts pasa ahora a afrontar una negociación que, dada la celeridad impuesta por el Consell, no se espera que se dilate. Los populares apuestan por disponer de dos representantes, de los tres que eligen la Cámara, pero al no haber entrado Podemos en el reparto del Ejecutivo esa opción parece probable. Las opciones de bloqueo del órgano pasarian porque populares y Ciudadanos no votaran los nombres del tripartito. Pero incluso en ese caso, como el Consell ya ha sacado adelante los suyos, el objetivo de lograr disponer de una mayoría en este órgano consultivo afín al actual Ejecutivo valenciano ya es una realidad.