Las Provincias

Compromís, EU y Podemos evitan condenar el ataque a guardias civiles en Navarra

Pleno de la Diputación de Valencia. :: r. a.
Pleno de la Diputación de Valencia. :: r. a.
  • PSPV y Ciudadanos votan a favor de una moción del PP en la Diputación de Valencia en apoyo a los miembros de la Benemérita agredidos

Punto 14 del pleno de la Diputación de Valencia. La portavoz del PP en la corporación provincial, Mari Carmen Contelles, explica que su partido pretende criticar «la violencia injustificable contra la Guardia Civil y pedir la condena de toda violencia y apoyar a los agentes en un caso como este y también en otras situaciones similares que puedan ocurrir en el futuro». La portavoz popular calca la toma de posición de Les Corts el pasado jueves, cuando se aprobó una declaración institucional a favor de la Benemérita y con los dos agentes agredidos (uno de ellos de Puçol) la madrugada del pasado 15 de octubre, ellos y sus parejas, en la localidad navarra de Alsasua. En la Cámara autonómica, todos los grupos firmaron a favor de ese apoyo. Sin embargo, ayer, en la Diputación, Compromís, EU y Podemos se desmarcaron.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional cree que la paliza puede ser constitutiva de delitos terroristas. El martes se conoció que esa tesis ya se la ha trasladado a la juez Carmen Lamela en un escrito en el que señala que este órgano debe ser el competente en la investigación e insta a pedir las actuaciones al juzgado que investiga los hechos en Pamplona.

Sin embargo, Compromís, Esquerra Unida y el podemista Roberto Jaramillo, portavoz de València en Comú, la plataforma impulsada por el partido morado en la capital del Turia, no apoyaron la moción del PP. Se abstuvieron. Los nacionalistas y Podemos sí que rubricaron la declaración institucional leída en Les Corts el pasado jueves, cinco días después del altercado. El martes, sin embargo, el portavoz de Compromís, Xavier Rius, se abstuvo remitiendose a las manifestaciones del gobierno navarro, configurado por GBai, EH Bildu, Podemos, I-E.

Rius afirmó que las autoridades de la Diputación Foral han señalado que «todo está pendiente de investigación» y que «hay información contradictoria», comentarios que realizó el pasado 17 de octubre la responsable de Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, consejera de interior a propuesta de Bildu, aunque la abogada vinculada a la Coordinadora de Itoiz no está afiliada a ningún partido. Desde València en Comú y EU se coincidió en que se trata de «hechos pendientes de aclaración». El portavoz de Compromís inició la explicación de su abstención considerando que «los poderes fácticos» aseguran que la agresión «es una conspiración abertzale». El diputado enumeró otros casos de violencia, señaló que el de Navarra, así como otro en Ceuta, se produjo «de madrugada y con alcohol por medio», y acusó a Contelles de «querer generalizar casos aislados» pues, según Rius, el PP ofrecía su apoyo de manera «partidista, demagógica e interesada». Y por eso, el portavoz de Compromís propuso una moción en contra de la violencia y en apoyo a las diversas cartas y tratados internacionales que reclaman la resolución de cualquier conflicto «por vías democráticas y pacíficas». Contelles explicó que su propuesta no era excluyente con otras y, de hecho, aseguró que le parecía muy bien la iniciativa del nacionalista y votó a su favor, al igual que el PSPV y Ciudadanos, así como Compromís, EU y Valencia en Comú, formaciones que evitaron apoyar la moción del PP que condena las agresiones.