Las Provincias

El presidente de Les Corts, Enric Morera. :: txema rodríguez
El presidente de Les Corts, Enric Morera. :: txema rodríguez

Les Corts bloquea un mes 600 preguntas del PP sobre Acció Cultural y caja fija

  • El portavoz socialista Manolo Mata señala que «a alguien se le olvidó en un rincón» de la Cámara el paquete de peticiones de los populares

El grupo parlamentario del PP en Les Corts denunció ayer que la Cámara había bloqueado casi un mes las 600 peticiones de documentación al Consell que registró en septiembre relacionadas, en su mayoría, con facturas de la caja fija de la Generalitat y subvenciones a Acció Cultural del País Valencià.

Las preguntas de los populares no se habían tramitado a las diferentes consellerias y eso generó el consiguiente malestar entre los miembros del partido, como señaló ayer su portavoz, Isabel Bonig. «Esto es una obstrucción claramente a la labor de fiscalización», aseguró, a la vez que señaló como responsable de un «hecho muy grave» y sin precedentes al presidente de Les Corts, Enric Morera.

La líder del PP valenciano emitió, alrededor de las doce del mediodía, su queja de manera pública, ante los diferentes medios de comunicación, y sólo tres horas más tarde, el diputado popular Jorge Bellver recibía un comunicado del letrado mayor de Les Corts en el que se le informaba del traslado de cada una de las peticiones al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, amparándose en el artículo 12 del reglamento de la Cámara. Fin de la espera.

¿Qué había ocurrido para que las cuestiones planteadas por el PP estuvieran retenidas tanto tiempo? La respuesta la tenía el portavoz socialista Manolo Mata, que explicó que, tras escuchar a Bonig, «en cinco minutos» había realizado una investigación sobre lo sucedido, obteniendo un «resultado preliminar». Tras sus rápidas indagaciones llegó a la conclusión de que, dada la escasez de medios en Les Corts, y en un momento en el que hubo que trasladar a las consellerias más de mil propuestas de resolución -tras el Debate de Política General- «a alguien se le olvidó en un rincón un paquete» que, casualmente, contenía las peticiones que había registrado el Partido Popular.

En todo caso, indicó que estaban localizadas y serían tramitadas, al tiempo que remarcó que el «error» había supuesto un retraso de 14 días y esperaba que se subsanara lo antes posible.

Lo cierto es que la explicación de Mata contrasta con la seriedad y el rigor que se le presupone a un órgano como Les Corts. Para ser exactos, ayer se cumplieron 30 días desde que el PPCV presentara las primeras solicitudes de documentación. Lo hizo el 19 de septiembre, cuatro días después de que concluyera el Debate de Política General. La formación pidió entonces explicaciones sobre las subvenciones que recibe Acció Cultural del País Valencià -la entidad impulsada por el editor Eliseu Climent que defiende la promoción del catalán y las tesis partidarias de los «països catalans»-, actas de reuniones del Consell y facturas de productos sanitarios.

Los cuatro días posteriores, el grupo popular continuó reclamando información al Ejecutivo acerca de facturas de la caja fija de la Generalitat, gastos de la Escuela de Verano del Consell en Alicante, sobre expedientes de partidas presupuestarias y las actuaciones para esclarecer el incidente en la residencia de Carlet.

Inicio de una investigación

«No acusamos a nadie, dirán que es una cuestión administrativa», dijo Isabel Bonig ayer tras la junta de portavoces en Les Corts. La líder del PP valenciano se preguntó «qué es lo que esconde el Consell» al no tramitar cuando correspondía las peticiones y se comprometió a iniciar una investigación al respecto, más exhaustiva que la del diputado Mata.

Bonig aseguró que no se trasladaron las reclamaciones del PPCV al Palau de la Generalitat para que el plazo «no empezara a contar» e indicó que las solicitudes posteriores de otros grupos parlamentarios sí fueron tramitadas.

El extravío de los documentos no le sirve como excusa al Partido Popular. Los pretextos que ofreció el portavoz socialista coinciden con los motivos que dieron ayer a este periódico fuentes de Les Corts, que dicen estar molestos con el partido de Bonig por «acusar de retener cuando el reglamento no da plazo para revisar antes de remitir».

Por otra parte, los populares apuntaron a este diario que no es necesario que la Cámara traslade al Consell las solicitudes de documentación que presentan los grupos para que este tenga conocimiento de las mismas, ya que, señalan, una vez se registran, su contenido suele llegar al Gobierno de manera extraoficial, por mediación de los diferentes parlamentarios o incluso buscando en la web de la Generalitat.