Las Provincias

EU ignora el tirón mediatico

Rosa Pérez Garijo, en la asamblea celebrada el sábado en Catarroja. :: efe
Rosa Pérez Garijo, en la asamblea celebrada el sábado en Catarroja. :: efe
  • La candidatura más conocida pierde frente a los ortodoxos

  • La formación elige a David Rodríguez y no claudica ante la apuesta de Rosa Pérez o Marina Albiol y el mensaje del miedo a ser irrelevantes

David Rodríguez fue elegido el sábado nuevo coordinador de Esquerra Unida del País Valencià con el voto del 51 % de los 420 delegados que participaron a lo largo de un maratón sabatino en la asamblea del partido en la que se designó un nuevo Consell Polític Nacional. La lista encabezada por Rodríguez contó con 197 votos, mientras que la liderada por Rosa Pérez consiguió 189, por lo que el primero logró 31 representantes en el Consell Polític Nacional, por 29 de Pérez.

De nada sirvió a 'Una nova EUPV per a un nou país' contar con una candidatura muy mediática, encabezada por el cargo electo de EUPV en la Comunitat con mayor presencia en los medios de comunicación valencianos y nacionales. Rosa Pérez Garijo fue la persona a quien el suegro de Marcos Benavent entregó en 2014 las grabaciones que defenestraron a Alfonso Rus. La actual vicepresidenta de la Diputación aparece habitualmente en televisión para explicar las tropelías que se investigan en el caso Imelsa. El tirón mediático no fue tal.

Tampoco bastó la presencia de la eurodiputada Marina Albiol, que fue de número dos en la lista de Alberto Garzón para la Asamblea de IU que le otorgó el liderazgo de la formación en julio. Igualmente, no permitió obtener la mayoría en la asamblea de EUPV el apoyo de la exdiputada autonómica Esther López Barceló, o del excandidato a la Generalitat Ignacio Blanco. Los rostros más conocidos, con mayor tirón mediático no convencieron a la mayoría de delegados. En algunos análisis se ha considerado el resultado como una «sorpresa». La candidatura 'Una nova EUPV' alertaba del peligro de caer en la irrelevancia si la coalición no apuesta por la confluencia con otros partidos, principalmente Podemos. Aunque apelan a los mismos principios ideológicos que David Rodríguez, el ganador de la asamblea celebrada este fin de semana siempre se ha mostrado reticente a la inclusión de EU en los proyectos podemistas. Rodríguez es un comunista ortodoxo. Su entrada en el mundo de Twitter, el 7 de enero de 2014, es reveladora: «Mi primer tuit es para festejar el 55 aniversario de la revolución cubana y homenajear a sus protagonistas. Suma y sigue». A partir de entonces, de manera cíclica, envía mensajes sobre sus dudas de «lo que hay detrás» de la «marca» Podemos. Rodríguez teme que EU sea «fagotizada», un temor acorde con el expresado en anteriores ocasiones por otros líderes de la formación que han recalcado sus reticencias a «entregarse» a candidaturas como la que hace unos meses se conformó en la Comunitat con motivo de las elecciones del 26-J. Bajo la denominación de 'A la valenciana', se presentó Compromís, Podemos y EUPV, siendo esta última formación la que menos entusiasmo mostró por esa tendencia a la confluencia que Rosa Pérez y los que la avalan consideran básica para no desaparecer, una disyuntiva que no cala.

Temas