Las Provincias

La Fiscalía se querellará contra Forcadell por desobediencia y prevaricación

Forcadell saluda a Margallo
Forcadell saluda a Margallo / EFE
  • Considera que la presidenta de la Cámara catalana permitó el debate y votación de un texto que estaba suspendido por el Tribunal Constitucional

  • Forcadell advierte de que la querella era previsible y alerta: "Cuando no hay separación de poderes, se pone en juego la democracia"

La Fiscalía general del Estado ha encargado al fiscal jefe de Cataluña que presente ante la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña una querella contra la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, por los delitos de prevaricación y desobediencia. Forcadell podría ser imputada por haber permitido el debate y la votación de un texto que fijaba el camino hacia la desconexión con el resto de España y que estaba anulado por el alto tribunal. Se trataba del pleno de la Cámara catalana que votó las conclusiones de la comisión del proceso constituyente, que suspendió el Constitucional.

La decisión de la Fiscalía es consecuencia del acuerdo adoptado por el Constitucional recientemente, cuando decidió trasladar al Ministerio Público el incidente de ejecución de sentencia que le presentó el Gobierno central. Cuando el Constitucional trasladó el caso a la Fiscalía, Forcadell aseguró que hizo lo que tenía que hacer y afirmó que volvería a permitir una votación sobre el proceso constituyente o sobre la independencia, aun sabiendo que las resoluciones estaban suspendidas por el Constitucional. Forcadell, en una comparecencia institucional, advirtió al Gobierno español y al Constitucional de que "no conseguirán frenarnos ni atemorizarnos".

Como consecuencia del proceso de ruptura unilateral puesto en marcha por el independentismo, ya han sido procesados Artur Mas, Joan Ortega e Irene Rigau por el 9-N y están a la espera de juicio; Francesc Homs puede ser juzgado por el Supremo por el mismo motivo, y la siguiente podría ser Forcadell.

Forcadell: «Está en juego la democracia»

Por su parte, Forcadell ha advertido de que la querella ordenada contra ella por la fiscal general del Estado era previsible y ha alertado: "Cuando no hay separación de poderes, se pone en juego la democracia".

"Lamentablemente no hay nada nuevo, nadie se esperaba algo diferente, esto demuestra que en el Estado español no hay separación de poderes. Aquello que decide el Gobierno español pasa al TC y después pasa a la Fiscalía", ha denunciado Forcadell en declaraciones desde el Parlament.

Forcadell se ha mostrado "convencida" de que hizo "lo que tenía que hacer como presidenta del Parlament", en defensa de la "libertad de expresión" y de que en la cámara catalana "se pueda hablar absolutamente de todo lo que interese" a los ciudadanos de Cataluña.

Además, ha recalcado que siempre defenderá "el derecho de participación de todos los diputados" de la cámara. Forcadell no se arrepiente de haber permitido la votación: "Lo volvería a hacer, porque estoy convencida de que lo que hice fue defender la soberanía del Parlament y la libertad de expresión".