Las Provincias

Los empresarios señalados en Taula, ante el instructor

  • El abogado de Salom pide que Patricia Iserte, una de las testigos clave del blanqueo, vuelva a declarar

Valencia. La instrucción de los amaños en el Ayuntamiento de Valencia continúa el próximo miércoles con la declaración de algunos de los empresarios que supuestamente pagaron comisiones por obtener adjudicaciones del Consistorio. El instructor ha citado esa jornada a Carlos Vicente Gil y Alejandro Serra Nogues, exdirector general de Cleop, la constructora y concesionaria que participó en alguno de los proyectos de la Concejalía de Cultura. También acudirá ese día Vicente Burgos, exmarido de la exconcejal y que coincidió en los inicios de su carrera con Marcos Benavent.

El magistrado, en la misma providencia, también establece las declaraciones para la siguiente semana, la última de octubre. Entonces serán citados Enrique Aleixandre, que estuvo al frente de Universo Selección, o Belén García, que tenía una empresa de publicidad que resultó beneficiada con las contrataciones de La Mostra. De igual modo, deberá asistir Rafael García, de la empresa Thematica Events, mercantil que siempre resultaba adjudicataria, según Benavent, porque se había amañado previamente el trabajo.

La defensa de Emilio Llopis, por otra parte, ha pedido la nulidad de toda la causa porque, según argumenta, las grabaciones fueron entregadas en la Fiscalía sin el conocimiento ni la autorización de Marcos Benavent. No obstante, este último reconoció luego la autoría de esos audios y se incorporaron a la causa como uno de los principales indicios contra los investigados.

No fue esta la única novedad de la causa. El abogado de Luis Salom presentó un escrito en el que reclama la comparecencia de Patricia Iserte, una de las testigo clave de la causa que se negó a participar en la supuesta trama. El letrado recuerda que la asesora en el Ayuntamiento sólo declaró cuando la causa estaba bajo secreto. Ahora, una vez terminada esa medida excepcional, sería conveniente para el derecho de defensa de los investigados que acudiera de nuevo y se sometiera a las preguntas de todas las partes.

Iserte es una de las cuatro testigos con las que cuenta la causa. Cuando le propusieron la aportación al PP con la consiguiente devolución del dinero en dos billetes de 500 euros se le ocurrió relatar en su ordenador la historia. Quizá por su formación -periodista- decidió ponerse al teclado. Se encontraba en una situación de estrés «casi inaguantable» y dudaba de que tuviera «los recursos suficientes». Los tres folios que redactó forman parte de la causa.

El concejal del PP Alfonso Novo rehusó ayer comentar la decisión del diputado Miguel Domínguez de dejar el grupo popular en Les Corts pero mantener su escaño después de que el TSJ le haya abierto una causa por un delito de blanqueo de dinero en el Grupo Municipal del PP. Manifestó respecto a su compañero que sólo hay «un juzgado que se declara competente y una petición de nombrar magistrado instructor».