Las Provincias

Comienza el juicio del acusado de matar a sus dos hijos en Ubrique en 2014

  • La Fiscalía pide para el procesado por matar a sus dos hijos de 16 y 20 años de edad en la localidad gaditana 42 años de cárcel, concretamente 20 por cada asesinato y dos por abandono familiar

La Audiencia Provincial de Cádiz juzga entre este viernes y el próximo día 27 a un hombre acusado de matar a sus dos hijos de 16 y 20 años de edad en la localidad gaditana de Ubrique en la madrugada del 6 de octubre de 2014.

El juicio se celebrará con jurado popular en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Jerez de la Frontera. Concretamente, a partir de las 10:00 horas comenzará la selección y constitución del jurado y, posteriormente, sobre las 12:30 horas, se iniciará el juicio con la declaración del acusado.

Está previsto que entre el lunes y el jueves de la semana próxima declaren 29 testigos y 12 peritos. La jornada del viernes 21 se reserva para la presentación de los informes finales y, según las previsiones, el lunes siguiente se retiraría el jurado a deliberar.

La Fiscalía pide para el acusado 42 años de cárcel, concretamente 20 por cada asesinato y dos por abandono familiar. Por su parte, la acusación particular y la popular, ejercida esta última por el Ayuntamiento Ubriqueño, reclama 52 años de prisión, dos de ellos por abandono familiar y 25 por cada asesinato, al entender que existió "ensañamiento".

La defensa, por su lado, pide la libre absolución para el acusado, ya que, como se recordará, en febrero de 2015 éste compareció a petición propia en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Ubrique para cambiar su versión de los hechos y asegurar que sus hijos se apuñalaron entre sí.

Según argumentó entonces ante el juzgado, su primera versión de los hechos tras ser detenido fue consecuencia de la "presión" a la que supuestamente fue sometido por la Guardia Civil.

Como se recordará, el detenido fue arrestado el 6 de octubre de 2014 como presunto autor de la muerte de sus dos hijos. Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 5,00 horas en un domicilio de la calle San Sebastián de la localidad ubriqueña, donde fueron hallados los cadáveres de los dos hermanos con heridas de arma blanca.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación, logrando detener horas más tarde al padre de las víctimas como supuesto autor de los hechos.