Las Provincias

Benavent declara que hubo más amaños pero no recuerda quién le pagaba

El exgerente se despide de los periodistas. :: damián torres
El exgerente se despide de los periodistas. :: damián torres
  • El arrepentido sitúa al asesor de Alcón como el nexo de unión con la mesa que adjudicaba posteriormente el contrato

Llegó Marcos Benavent entre una multitud de periodistas y, de nuevo, con los ánimos de algún espontáneo. Pero, como en su anterior comparecencia, volvió a evidenciar la debilidad de sus recuerdos que se traduce en demasiadas lagunas en su declaración. Hasta el juez, en un momento de su comparecencia, lamentó esa carencia de «memoria gráfica». No obstante, hay que tener en cuenta que ha transcurrido más de una década y se trataba de algo repetitivo. No eran hechos excepcionales.

Con las premisas anteriores, se ratificó en lo adelantado a la Guardia Civil y amplió las adjudicaciones amañadas en La Mostra a las ediciones anteriores a las de 2006. Implicó al exasesor de Cultura de María José Alcón, Pedro Aracil, y lo situó como «nexo de unión» entre la concejal y la mesa de contratación que supuestamente decretaba las adjudicaciones ya cocinadas. No pudo concretar cuándo, cómo y cuánto se pagaban esas comisiones que él recogía. Tampoco habló de cifras concretas, más allá de un dos o tres por ciento.

A su salida del juzgado, atendió a los medios de comunicación. Allí, añadió que con los amaños en el certamen de cine a favor de Thematica Events se pretendía beneficiar al sobrino de Barberá, tal y como le había aconsejado Alcón. Llama la atención que no hablara de eso unos minutos antes, en la sala, según fuentes judiciales.

El exgerente de Imelsa también aprovechó para hablar del José Adolfo Vedri, de Engloba. «Era la competencia de los recaudadores de Gürtel». El empresario llegó a participar, en sus inicios, en la firma ahora investigada. Y respecto a la trama encabezada por Correa citó al conocido como el Bigotes, Álvaro Pérez, que le hizo la reforma de la sede del PP y estaba allí continuamente, según Benavent.