Las Provincias

FGV gestionará todas las infraestructuras ferroviarias de la Generalitat

  • La entidad asumirá las nuevas competencias además de operar el servicio como ya hacía hasta ahora

La Conselleria de Obras Públicas ha completado el proceso de traspaso de actividad y gestión de las Infraestructuras Ferroviarias y Tranviarias de la Generalitat, que pasarán a ser gestionadas por Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

Según un comunicado de la Generalitat, FGV, además de operar el servicio como ya hacía hasta ahora, gestionará todas las infraestructuras de transporte ferroviario y tranviario de titularidad autonómica, tanto en servicio como en proceso de construcción.

Hasta el momento, Ferrocarrils de la Generalitat (FGV), además de explotar el servicio de metros y tranvías, era titular y gestionaba la mayoría de las infraestructuras ferroviarias y tranviarias de la red de Metrovalencia y TRAM de Alicante.

A su vez, Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), era titular y gestionaba las infraestructuras que construyó.

Para ordenar de forma óptima las competencias de los distintos entes y mejorar la eficiencia económica y de gestión, la Conselleria, a través de la Orden 2/2016, de 15 de febrero, aprobó el catálogo de infraestructuras ferroviarias y tranviarias de la Generalitat y su adscripción a efectos de administración.

Como hecho más destacable, EIGE deja de ser administrador de infraestructuras ferroviarias y su actividad en este sentido se traspasa por completo a FGV.

Con el acuerdo suscrito entre los gerentes de FGV, Angel García de la Bandera, y EIGE, Helena Beunza, se ha cerrado el proceso de transferencia de las infraestructuras ferroviarias y tranviarias que gestionaba EIGE.

Para materializar el traspaso a FGV, se ha aprobado la cesión de activos y pasivos adscritos a la actividad ferroviaria en EIGE, así como de los trabajadores de la entidad dedicados a la actividad ferroviaria.

Entre las infraestructuras que pasa a gestionar de manera directa FGV se encuentran, entre otras, la Línea 2 del TRAM de Alicante, la ampliación de Metrovalencia a Riba-roja de Tùria, las obras de la futura T2 de Valencia o los tramos subterráneos construidos en Alboraya y Benimàmet, con sus correspondientes estaciones.

Según García de la Bandera, con "esta decisión, resultado de la apuesta decidida de la Generalitat por el transporte público y una gestión eficiente del mismo, FGV refuerza su posición como empresa pública dedicada a la explotación y gestión de sus propias líneas, alejándose de las opciones concesionales o posibles privatizaciones que se barajaron en el pasado".

Para el director gerente de FGV, el cierre de este proceso de transferencia "refuerza la posición de la empresa y permite establecer una forma más práctica y eficiente de gestionar la red autonómica, en la que solo un ente será el encargado de explotar el día a día de la infraestructura y de los servicios que presta".